insuficiencia renal

0

medicosEl pasado 22 de septiembre se realizó en el Instituto de Nefrología de La Habana, el I Taller Nefrourológico con el tema: Insuficiencia Renal Aguda por Anuria Obstructiva. Actualización y Consenso. Este encuentro estuvo organizado por el Instituto de Nefrología, la Sociedad Cubana de Urología, la Sociedad Cubana de Nefrología, el Grupo Nacional de Urología y el Grupo Nacional de Nefrología. Ver más…

0

trasplante de riñónTres jóvenes cubanos entre 14 y 15 años de edad están entre los últimos beneficiados del programa de trasplante de riñón en Cuba, una de las principales conquistas de la medicina revolucionaria. Yan Carlos Moreno Se, de 14 años de edad, residente en el municipio de Vertientes, recibió el lunes un trasplante de riñón en el hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de Camagüey, mientras 23 días atrás, y al unísono, Dayanevis Vázquez Álvarez, de 15 años, y Nolbet Ramón Zayas Cruz, de 14, de Camagüey y Morón, Ciego de Ávila, respectivamente, fueron beneficiados con igual proceder en la misma institución. Todos evolucionan favorablemente. Ver más…

0

donación riñónUna madre vivió un año y un mes con una angustia constante por la amenaza de perder a su hijo a causa de una repentina e irreversible enfermedad. Odalys iba del sollozo al llanto ante el progresivo deterioro de la salud de su hijo menor, Nolbet Ramón Zayas Cruz, de 14 años, residente en la comunidad Patria, del municipio de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila. Ver más…

0

Artículo original

Investigadores de Badalona muestran que los obesos mórbidos presentan con mayor frecuencia lesiones glomerulares.

Un estudio realizado en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona concluye que las personas con exceso de peso tienen más probabilidades de desarrollar daño renal no relacionado con las enfermedades asociadas a la obesidad.

Entre 2001 y 2005, los investigadores del Servicio de Nefrología del citado hospital han analizado los riñones de muchos pacientes intervenidos de obesidad mórbida. Ninguno de ellos presentaba enfermedad renal al inicio de la investigación, pero los investigadores detectaron lesiones en el tejido del riñón precursoras de enfermedad en un porcentaje significativo de los pacientes participantes.

Sus resultados se han publicado recientemente en «Kidney International», revista cuyo editorial citaba que, con este trabajo, se abre una nueva línea de investigación en enfermedad renal.

Los autores recuerdan que la obesidad es una enfermedad asociada a problemas de salud graves con un gran impacto social. Hace tiempo que se sabe que muchos de estos problemas (diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc.) pueden comportar enfermedad renal. Aún así, el nuevo estudio es el que descubre por primera vez que la obesidad, independientemente de las enfermedades asociadas, puede desencadenar problemas renales por sí misma.

En el estudio participaron 95 pacientes con un índice de masa corporal superior a 40, correspondiente a «obesidad mórbida». Compararon los resultados obtenidos en estos pacientes con los de un grupo control, compuesto por 40 pacientes con peso y función renal normales, sometidos a biopsia renal.

Lesiones glomerulares
En el primer grupo detectaron un número bastante más elevado que en el segundo de lesiones glomerulares (es decir, daños en el tejido del riñón: acumulación de matriz mesangial, hipertrofia de los podocitos, proliferación de células mesangiales y glomerulomegalia), que pueden preceder al desarrollo de enfermedad renal crónica. Estas lesiones eran más frecuentes a medida que aumentaba el índice de masa corporal. Concretamente, un 77% de pacientes del grupo con obesidad mórbida tenían algún tipo de lesión glomerular, ante un 5% de las personas del grupo de control.

Según la primera firmante del trabajo, la Dra. Assumpta Serra, «los resultados de la investigación podrían explicar la relación entre la obesidad y el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica». En cualquier caso, el equipo investigador continúa estudiando los pacientes con obesidad mórbida que han participado en el estudio para saber si las lesiones detectadas acabarán dando lugar a enfermedad renal crónica y, si es así, averiguar si hay otros factores además de la obesidad que contribuyen a que aparezca, y cuál es el tratamiento preventivo que se debe dar a estos pacientes.

(Fuente: Jano.es)