diciembre 2016 Archivos

Abstract: Both genetic and lifestyle factors contribute to individual-level risk of coronary artery disease. The extent to which increased genetic risk can be offset by a healthy lifestyle is unknown. METHODS: Using a polygenic score of DNA sequence polymorphisms, we quantified genetic risk for coronary artery disease in three prospective cohorts – 7814 participants in the Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC) study, 21,222 in the Women’s Genome Health Study (WGHS), and 22,389 in the Malmö Diet and Cancer Study (MDCS) – and in 4260 participants in the cross-sectional BioImage Study for whom genotype and covariate data were available. We also determined adherence to a healthy lifestyle among the participants using a scoring system consisting of four factors: no current smoking, no obesity, regular physical activity, and a healthy diet. Leer más…

Fecha: #

Clinical trialists generally accept the premise that surprising results in subgroups of a randomized, controlled trial most likely arise from chance. As we wrote nearly three decades ago, “We believe that the overall ‘average’ result of a randomized clinical trial is usually a more reliable estimate of treatment effect in the various subgroups examined than are the observed effects in individual subgroups.” When we wrote those words, trials involving patients with genetic markers or specific biologic targets were uncommon. Today, subgroups that are defined by such targets are, and we believe should be, analyzed with the view to making specific inferences about effects that may be unique to that group. Similarly, few trials in the 1980s were multinational; today many are. This article addresses the question of interpretation of observed variation in treatment effect among subgroups that are defined by country or geographic region. We do not address variability in observed effects according to the individual trial site, because in most multicenter trials, the sample size at each site is too small to expect reliable estimates of treatment effect.

Citado: Yusuf S, Wittes J. Interpreting Geographic Variations in Results of Randomized, Controlled Trials. N Engl J Med [Internet]. 2016 [citado 7 Nov 2017];375(23).

Fecha: #

Resumen: Los nuevos estilos de vida han provocado el abandono de determinados hábitos saludables de alimentación. Es en este contexto donde han surgido los alimentos funcionales como aquellos que proveen beneficios a la salud. Actualmente se da gran importancia a la utilización de los alimentos funcionales para corregir las posibles “disfunciones o alteraciones de la microbiota intestinal, mediante la utilización de agentes bioterapéuticos (prebióticos, probióticos y simbióticos), que han sido catalogados como productos nutracéuticos; es decir, de origen natural, beneficiosos para la salud, con propiedades biológicas activas y capacidad preventiva y/o terapéutica definida. Se revisan algunos de los estudios más sólidos y recientes que abordan esta temática.

Citado: Mariño García A, Núñez Velázquez M, Barreto Penié J. Microbiota, probióticos, prebióticos y simbióticos. Acta Médica [Internet]. 2016 [citado 6 Nov 2017];17(1).

Fecha: #

Resumen: La alimentación saludable constituye uno de los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida. La dieta inadecuada es uno de los principales factores de riesgo de aparición de las principales enfermedades no transmisibles (ENT), como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes mellitus. La investigación epidemiológica ha demostrado una estrecha relación entre la alimentación y el riesgo para desarrollar ENT, caracterizada por una elevada morbilidad y mortalidad, por lo que es necesario establecer normas de referencia que sirvan de guía para garantizar un estado nutricional adecuado. El modelo de una alimentación saludable contribuye a un excelente estado nutricional y a una mejor calidad de vida en las personas. Se revisan algunos de los estudios más sólidos y recientes que abordan esta temática.

Citado: Mariño García A, Núñez Velázquez M, Gámez Bernal AI. Alimentación saludable. Acta Médica [Internet]. 2016 [citado 6 Nov 2017];17(1).

Fecha: #

FAC042MHViernes, 9 de diciembre de 2016 (HealthDay News) — Dormir demasiado poco altera el equilibrio de las bacterias en los intestinos, un cambio que se vincula con ciertas afecciones metabólicas, incluyendo la obesidad y la diabetes tipo 2, muestra una investigación reciente. En el estudio, investigadores europeos limitaron el sueño de nueve hombres sanos que tenían un peso normal para examinar la forma en que la pérdida de sueño afectaba a la cantidad de bacterias en el intestino.

Durante dos días de seguido, los hombres solo durmieron cuatro horas por noche. El estudio mostró que la diversidad de las bacterias intestinales no cambió, pero la pérdida de sueño sí alteró el equilibrio de los grupos existentes de bacterias. Los resultados del estudio aparecen en una edición reciente de la revista Molecular Metabolism.
Leer más…

Fecha: #

330077-2Lunes, 12 de diciembre de 2016 (HealthDay News) — Hay varias preguntas que usted debe hacer si un médico u otro proveedor de atención de la salud le receta un analgésico opiáceo como Oxycontin, Vicodin, codeína y morfina, plantea la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Aunque están aprobados para tratar ciertos tipos de dolor agudo y crónico, los opiáceos pueden tener efectos secundarios graves, y Estados Unidos está en medio de una epidemia de uso excesivo de opiáceos.

En primer lugar, pregunte por qué necesita el fármaco, si es adecuado para usted y si hay opciones no opiáceas. Si su proveedor de atención de la salud cree que un analgésico opiáceo es la mejor opción, pídale al médico que le recete la dosis y la cantidad más bajas. Averigüe cuándo llamar para hacer el seguimiento con el proveedor de atención de la salud sobre qué tan bien están funcionando los opiáceos, además de cuándo y cómo parar o detener de forma escalonada el uso del fármaco, aconsejó la FDA en un comunicado de prensa. Leer más…

Fecha: #