metástasis

crioseccion de muestras cancerLa sección congelada o criosección para la evaluación de los ganglios linfáticos centinela (GLC) puede emplearse para detectar metástasis. Sin embargo, no existe un protocolo estándar relativo al análisis histopatológico de los GLC para esta técnica. Se han propuesto diversos métodos, sin embargo, surgieron varios problemas como el costo, la posible pérdida de micrometástasis y el error de muestreo, entre otros factores. Ver más…

Un nuevo método permite identificar las células causantes de la metástasis del cáncer mediante un análisis de sangre. Más del 80 % de las muertes por cáncer se deben a la metástasis, no al tumor original, por lo que conocer cómo se produce exactamente este mecanismo resulta fundamental para poder diseñar nuevos fármacos que sean eficaces frente a ella. Ver más…

Un nuevo trabajo desvela que la extensión del cáncer no se produce por la migración de células individuales, sino por grupos celulares cuya supervivencia depende de que sigan unidas. Un estudio publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences” (“PNAS”) confirma que grupos de células de cáncer viajan juntas en todas las etapas de la metástasis. También identifica las firmas moleculares distintivas de estos grupos itinerantes agresivos, como el hecho de que cada uno es guiado por un líder que se alimenta de una proteína sobreexpresada llamada queratina 14. Ver más…

El grupo de Manel Esteller, en el Idibell, describe un marcador de respuesta a los inhibidores de BRAF.

La hipometilación que reactiva la transcripción críptica de Rab GTPasa y activa la proteína TBC1D16 está implicada en la cascada de mecanismos que desencadenan el proceso de metástasis en el melanoma, según un artículo dirigido por Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (Idibell), investigador Icrea y profesor de Genética de la Universidad de Barcelona (UB).

El trabajo, que publica la revista «Nature Medicine», concluye además que las células que presentan esta alteración son susceptibles de responder mejor a los nuevos tratamientos moleculares dirigidos contra marcadores específicos, por lo que se postula como un útil biomarcador de respuesta terapéutica.

Esteller ha recordado que la aparición de metástasis es la responsable del 90 % de las muertes en pacientes con cáncer. «Por ello, intentar entender los mecanismos implicados en este proceso es uno de los objetivos principales en nuestro campo de investigación». Además, ha recordado que uno de los tumores con mayor capacidad de producir metástasis es el melanoma, «cuya incidencia está aumentando en las últimas décadas debido a la mayor exposición solar».

Un solo gen

Este grupo de trabajo, en su ardua búsqueda de cambios epigenéticos causantes de metástasis, pudo detectar que «solo un gen se alteraba de forma epigenética en las metástasis de melanoma, mama y colon: el TBC1D16″.

En este trabajo se han analizado y comparado muestras de tumores primarios con las de metástasis de pacientes y se ha podido comprobar que la activación de dicho gen está presente en las células metastásicas, mientras que en las originales, así como en las células sanas, está silenciado.

«Hemos observado que el TBC1D16 se enciende como una bombilla para guiar a las metástasis que se escapan de su sitio de nacimiento». Además, ha detallado que este gen se encuentra en un «cruce de caminos» de las vías de señalización celular y es el responsable de modular a potentes oncogenes como el BRAF y el EGFR. «Y lo que es sumamente interesante es que estas metástasis del melanoma se vuelven adictas a estos genes y entonces la terapia con fármacos que los tienen como diana, llamados inhibidores de BRAF y de MEK, es más efectiva».

A partir de estos hallazgos, los próximos objetivos de investigación en esta línea serán, además de buscar otros genes con alteraciones epigenéticas, extender el estudio a otros tipos tumorales, «para ver cuán general es el mecanismo descubierto».
Además, otra de las metas de Esteller y sus colaboradores es ahondar en la búsqueda de inhibidores específicos de TBC1D16 como potenciales fármacos antimetastásicos.
junio 10/2015 (Diario Médico)

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado el mecanismo por el que las células tumorales logran escapar de su lugar original (tumor primario) y provocar metástasis.

Los resultados de este trabajo, dirigido por Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (Barcelncidencia está aumentando en las últimas décadas debido a la mayor exposición solar.

Los investigadores, un grupo que también incluye a científicos del Hospital La Fe y Hospital General de Valencia, España), han comparado el material genético de las células del tumor primario con el material genético de las células metastásicas en un mismo enfermo.

Al buscar las diferencias, han encontrado que entre todos los genes solo hay uno claramente distinto, detalló Esteller.

Este gen, denominado TBC1D16, en el tumor primario se encuentra inactivo o dormido, mientras que en la fase de metástasis está activado: «Este gen se enciende como una bombilla para guiar a las metástasis y provocar que se escapen de su sitio de nacimiento».

En concreto, lo que hace este gen es activar todavía más dos potentes oncogenes (BRAF y EGFR), estimulando la metástasis.

En el mercado ya hay un fármaco que actúa contra estos oncogenes (presentes en muchos cánceres) y hay otro en ensayos clínicos.

Este artículo apunta que las células metastásicas podrían ser más sensibles a estas dos moléculas, porque, según indicó Esteller, para estar viva, la metástasis depende de esos dos oncogenes.

Los investigadores proponen la combinación de estos dos fármacos, para evitar que la célula metastásica se adapte: «el problema en el cáncer es que las células se adaptan a los medicamentos y creemos que si se combinan dos a éstas no les das tiempo a hacerlo».

Esteller señaló además que el paso ahora es convencer a las farmacéuticas que incluyan este marcador -TBC1D16- en los ensayos clínicos.

junio 02/ 2015 (afp).-

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Investigadores belgas consiguieron a bloquear la metástasis del cáncer a través de las mitocondrias, informó el diario Call Reports.Mediante la realización de nuevas pruebas con ratones, los especialistas averiguaron que una de las funciones de las mitocondrias -las centrales eléctricas de las células- consiste en la estimulación de la migración de las células cancerosas.

Los autores de la investigación subrayaron que para la estimulación de ese tipo de migración las mitocondrias producen una cantidad excesiva de especies reactivas de oxígeno, lo cual en adelante fomenta la formación de la metástasis del cáncer, según Call Reports.

De acuerdo con los científicos, esa sobreproducción puede ser detenida con ayuda de algunos antioxidantes específicos que se encuentran en las mitocondrias, y esa acción bloquea también la metástasis de los tumores.

Combatir la metástasis es un gran problema de la oncología, ya que es el proceso en el que las células cancerosas migran desde el foco primario de la enfermedad a un nuevo lugar y de ese modo forman un nuevo tumor.
julio 29/2014 (PL)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»

Stéphanie Cunha, Yi-Chun Lin, Elizabeth A. Goossen, Christa I. DeVette, Mark R. Albertella, Alana L. Welm.The RON Receptor Tyrosine Kinase Promotes Metastasis by Triggering MBD4-Dependent DNA Methylation Reprogramming.Cell Reports, Vol. 6, Issue 1, p141–154. Ene 2, 2014.DOI:org/10.1016/j.celrep.2013.12.010