HIstoria, arte y medicina

0

La foto de la izquierda muestra al profesor de Medicina de la Universidad de Edimburgo, Joseph Bell, quien además era poeta, deportista y amante de las aves. Solía enfatizar que una observación estricta y profunda era de importancia primordial para la consecución del diagnóstico. Durante la inspección del enfermo estudiaba el aspecto externo, la marcha, la gestualidad y el acento al hablar.

Las hipótesis diagnósticas y deducciones lógicas resultantes de su método analítico a partir de estas observaciones, inspiraron a Sir Arthur Conan Doyle en la creación del genial detective consultor Sherlock Holmes (retrato de la derecha). El escritor fue su alumno en Edinburgh Infirmary de la Universidad de Edimburgo desde 1877.

Referencia: Wikipedia La enciclopedia libre.

Fecha: #

Haga un comentario

Los campos marcados con asteriscos (*) son obligatorios.

*