VIH/sida

Paciente varón de 40 años de edad, consulta por cuadro de un mes de evolución caracterizado por malestar general y fiebre a predominio nocturna. El cuadro se acompaña de algunos episodios de diarrea no disenteriforme y vómitos alimenticios.  Del  mismo tiempo de evolución presenta sudoración nocturna y pérdida de peso de aproximadamente 2 kg. Niega otros síntomas acompañantes. Ver más…

Se calcula que 180 mil mexicanos (entre adultos y niños) viven con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Además, el 95 %  lo adquirió por relaciones sexuales no protegidas, el 2. 9 por vía sanguínea y el dos por transmisión perinatal, según datos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida). Ver más…

Los países de América Latina y el Caribe asumieron el compromiso de reducir en un 75 % las nuevas infecciones por virus de inmunodeficiencia humana (VIH) para 2020 y «poner fin al sida como amenaza para 2030″, informó recientemente la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Entre los objetivos acordados por los países miembros de la OPS figura también garantizar «cero discriminación» hacia las personas que portan el virus y las poblaciones más afectadas por la epidemia.

El principal objetivo acordado en el marco de la OPS es la reducción en un 75 % de nuevas infecciones por VIH en adultos y jóvenes en los próximos cinco años.

Se estima que alrededor de 2 millones de personas viven con VIH en América Latina y el Caribe y que en el 2014 hubo aproximadamente unas 100 000 nuevas infecciones por VIH en la región.

También se impulsará hasta 2020 que «el 90 % de la población transexual, hombres homosexuales y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y trabajadoras/es sexuales tengan acceso a paquetes de prevención combinada del VIH».

Las metas fueron acordadas durante el segundo Foro Latinoamericano y del Caribe «Mejorar la prevención combinada del VIH para fortalecer el continuo de la prevención y la atención», que se desarrolló la semana pasada en Río de Janeiro, Brasil, precisó la OPS.

«El poner fin a la epidemia del sida pasa por ponerle fin a la epidemia en América Latina y el Caribe», expresó el director ejecutivo adjunto de ONU/Sida y Subsecretario General de la ONU, Luiz Loures.

«Las infecciones nuevas y la mortalidad no están disminuyendo con tanta rapidez como desearíamos. La epidemia de VIH sigue estando concentrada en grupos específicos de la población para los cuales acceder y recibir los servicios que necesitan es problemático», afirmó Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

«Las nuevas metas de prevención del VIH y cero discriminación, constituyen el paquete de objetivos que programas nacionales de VIH/sida, sociedad civil, la cooperación internacional y las personas afectadas por el VIH de América Latina y el Caribe, se han propuesto de forma consensuada para poner fin al sida como amenaza para la salud pública para el  2030″, completó la OPS.
agosto 28/2015  (ANSA)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2015 Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Los niños que nacen con VIH en América Latina y el Caribe disminuyeron un 78 % entre 2001 y 2013, señalaron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Un nuevo reporte de ambas entidades sobre el estado de los países de la región en la eliminación de la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis indica que si en 2001 nacieron unos 10 mil 700 niños con el virus, en 2013 fueron poco más de dos mil 300. Según el informe Eliminación de la transmisión materno infantil del VIH y la sífilis en las Américas, esos niños representan alrededor del 5 %  de los nacidos de madres positivas. Ver más…

Un estudio sugiere que, a partir de esa fecha, se produjo una «tormenta perfecta» en que confluyeron el crecimiento urbanístico, la extensión de las conexiones ferroviarias y el incremento de la prostitución.
Una investigación liderada por científicos de las universidades de Oxford, Reino Unido, y Lovaina, Bélgica, ha reconstruido la historia genética del VIH, concluyendo que el grupo M del virus, causante de la pandemia que ha afectado a todo el mundo en el último siglo, se originó alrededor de 1920 en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo.
Hasta ahora se sabía que el virus se había transmitido de monos a humanos al menos en 13 ocasiones, pero sólo uno de esos contagios había dado lugar a la pandemia humana que ha provocado cerca de 75 millones de casos.
El análisis, publicado en Science (DOI: 10.1126/science.1256739), sugiere que, entre 1920 y 1950, se produjo una especie de «tormenta perfecta» en que confluyeron el crecimiento urbanístico, un aumento de las conexiones ferroviarias y un incremento de la prostitución, que propiciaron que el virus se expandiera.
«Hasta ahora, la mayoría los estudios han optado por un enfoque poco sistemático de la historia genética del VIH, analizando de forma individual genomas del VIH de diferentes lugares», explica Oliver Pybus, profesor del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford y autor principal del artículo.
En este trabajo se han analizado todas las pruebas disponibles a partir de técnicas filogeográficas de última generación, que han permitido calcular estadísticamente de dónde viene el virus..
Uno de los factores que, según los autores, pudo ser clave en el origen de la pandemia del VIH fue la expansión de la red de transportes en el Congo, en especial el ferrocarril, que hizo que Kinshasa se convirtiera en una de las ciudades mejor conectadas de África Central.
De hecho, y tal como señala Nuno Faria, coutor de la investigación, hay archivos coloniales que relatan cómo a finales de los años 40 la ciudad recibía más de un millón de viajeros cada año gracias al tren.
Los datos coinciden con análisis genéticos que muestran cómo el virus se difundió rápidamente por el país, que en esa época ya tenía conectada la capital por vía férrea con las ciudades de Mbuji-Mayi y Lubumbashi, en el extremo sur, y Kisangani, en el norte.
La independencia contribuyó a la expansión del virus
Además, los cambios sociales que se produjeron tras la independencia, en 1960, favorecieron que el virus dejara de infectar a pequeños grupos y comenzara a propagarse a países limítrofes.
Del mismo modo, y aunque estudios previos habían sugerido que el crecimiento demográfico o las diferencias genéticas entre el grupo M del VIH y otras cepas podrían haber sido factores importantes en el origen de la pandemia, estos investigadores creen que otro factor clave podría ser la prostitución.
No obstante, los investigadores creen que se necesitan más estudios para poder entender el papel que desempeñaron otros factores sociales en los orígenes de la pandemia, como el uso de agujas no esterilizadas.
octubre 3/2014 (JANO.es)
Nuno R. Faria, Andrew Rambaut, Marc A. Suchard, Guy Baele, Trevor Bedford, Melissa J. Ward.The early spread and epidemic ignition of HIV-1 in human populations. Science.Vol. 346 no. 6205 pp. 56-61.3 Oct 2014

Investigadores estadounidenses descubrieron que el VIH se esconde en un pequeño grupo de células T, las cuales tienen propiedades similares a las de las células madre, señala un estudio divulgado en Nature Medicine (doi: 10.1038/nm.3445. ).

Las personas con VIH/sida mantienen el virus en el organismo, aún cuando lleven tratamiento antirretroviral, algo que los expertos se preguntan cómo y porqué sucede.

De ahí que especialistas del Hospital General de Massachusetts y el Instituto Ragon de MGH, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y Harvard, en Estados Unidos, trabajaran en esta interrogante, lo que los llevó a la hipótesis de que el VIH puede infectar a las células madre.

Así hallaron un nuevo grupo de células T, llamadas células madre T de memoria, susceptibles al virus de la inmunodeficiencia humana. Probablemente el nicho celular duradero más larga para el microbio, señaló Mathias Lichterfeld, autor principal del informe.

El examen de muestras de sangre tomadas en pacientes poco después de la infección inicial y varios años más tarde determinó que las secuencias virales encontradas en las células madre T de memoria después de entre seis y 10 años de tratamiento fueron similares.

Esto indica que el VIH persistió apenas sin cambios en las células madre T de memoria, indica el documento.

Identificar la existencia de estos reservorios es un paso de avance para el desarrollo de intervenciones capaces de inducir una remisión a largo plazo, sin la necesidad de medicación antiviral, o posiblemente eliminar el virus por completo, manifestó Lichterfeld.

«A pesar de que está siendo difícil conseguir una verdadera cura para el VIH, no es imposible», concluyó el científico.
enero 14/2014 (PL)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»

Buzon MJ, Sun H, Li C, Shaw A, Seiss K, Ouyang Z.HIV-1 persistence in CD4+ T cells with stem cell-like properties.Nat Med. 2014 Ene 12.