Enero

0

4 de enero de 1852: nació Juan Guiteras Gener, destacado clínico, patólogo e infectólogo cubano, que impulsó la vacunación y ocupó responsabilidades en la salud pública de la isla.

12 de enero de 1804: primera administración exitosa de la vacuna contra la viruela en nuestra isla. Tuvo lugar en Santiago de Cuba, adonde el cirujano francés J. A. Vignaud (Vignard o Duvigneau, en otras fuentes) había traído la vacuna en cristales preparados al efecto desde la isla de Santo Tomás, en una escala de su viaje hacia Guadalupe. La administró a una niña que desarrolló las lesiones requeridas para propagar el proceder.

27 de enero de 1806: el Obispo Juan José Díaz de Espada y Fernández de Landa redactó una “Exhortación al uso general de la vacuna” en la que llamó a la población a despertar del “sueño de la indolencia”. Buscaba vencer la resistencia popular a recibir la vacunación antivariólica.

28 de enero de 1956: murió Alberto G. Recio Forns, quien publicó estudios sobre la prueba de fijación del complemento en 1911 y acerca de las deficiencias de leucocitos en 1946,

31 de enero de 1884: Carlos Juan Finlay Barrés leyó ante la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana la primera parte de su trabajo “Fiebre amarilla experimental comparada con la natural en sus formas benignas”, en la que describió una serie de experimentos de inoculación en humanos para determinar, entre otros aspectos, la posibilidad de inducir inmunidad frente a la fiebre amarilla.

Haga un comentario

Los campos con asterisco (*) son obligatorios.

*