El pasado 1 de diciembre de 2018, se realizó el Simposio de Cáncer Gástrico en el capitulo de Mayabeque, con la participación de miembros de la Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Cirugía (SCC), Dr. Simeón Antonio Collera, vicepresidente; Dr. Armando Leal Musulí, secretario y Dr. Carlos Díaz Mayo, tesorero. También participaron otros profesores, todos ellos del INOR.

La provincia estuvo representada por el presidente del capítulo Dr. Jorge E. López Martín, el Dr. Elvis Ales Martínez, director del HDCQ Aleida Fernández Chardiet de Güines y el Dr. Luis Armando Wong, director provincial de salud pública de Mayabeque.

Dichas las palabras inaugurales por el presidente del capítulo, se dio inicio a las siguientes conferencias:
-Actualidad en imágenes del cáncer gástrico, por la Dra. Danay Corrales Otero.
-Detalles de interés en la anatomía patológica del cáncer gástrico, por la Dra. Janet la Madrid García.
-Avances en el tratamiento oncológico del cáncer gástrico, por el Dr. Luis Alcina Tul.
-Avances en el tratamiento quirúrgico del cáncer gástrico, por el Dr. Armando Leal Mursulí.
-Actualidad en el HIPEC, por el Dr. Carlos Díaz Mayo.

Luego de discutido y comentada las conferencias, se presentaron sendos trabajos como ejercicio de ingreso a la SCC por los Dres. Neliam López Tápanes y Roberto Barceló Castillo.

Las palabras de agradecimiento y clausura estuvieron a cargo de los Dres. Elvis Ales Martínez y Luis Armando Wong.

Participaron médicos de diferentes especialidades: cirujanos (especialistas, residentes y alumnos ayudantes), gastroenterólogos, oncólogos e imaginólogos, quienes quedaron muy satisfechos con los conocimientos compartidos.

Se realizó un almuerzo y coctel de despedida.

Dr. Jorge E. López Martín
Presidente capítulo Mayabeque SCC

Filed under Noticias de la SCC by on #

PortadaPRÓLOGO

Con un estilo sencillo y directo, en forma de breves narraciones a manera de crónicas, la autora nos hace transitar por las páginas testimoniales de su propia epopeya. La historia relatada, siguiendo el modelo de las antiguas crónicas de viaje, nos lleva de la mano para seguir autora-protagonista en la develación de su proceso de aprendizaje. Y como tal, coincide con aquellas aventuras de las sagas de aprendizaje en la sencillez del estilo, la pulcritud del léxico, y la economía de recursos expresivos.

La obra, llena del colorido de la descripción propia de un contexto exuberante y saturado de belleza y misterio y despojada de todo rebuscamiento, muestra las imágenes en una expresión tan naturalista como el mismo entorno. A veces nos olvidamos que se trata
de la descripción de un mundo dentro de la visión de un médico. La autora nos hace acercarnos más a la vivencia cotidiana del hombre que a la misión de por sí, cruenta y agobiante de la medicina ejercida en condiciones precarias.

Aunque el propio título de la historia, muy atinado y polisémico, Pase de visita, nos coloca en la idea del movimiento de la narración, se trata del relato con que se inicia el cuerpo de las historias dedicadas a la acción del profesional de la salud. Se trata de la revelación de la praxis médica en condiciones tales que solo la ética y la inteligencia, puestas en el logro de objetivos más allá de todo lo posible de prever, permiten cercarse a la realización del milagro científico. Se trata también de una rendición de cuentas, una revisión del profesional en sus coordenadas adquiridas hasta el momento del enfrentamiento con un fenómeno inexplicable, como lo es la aplicación de una tecnología y un saber muy por encima de las condiciones del mundo hacia el cual se  vuelca. Y por último, es la mirada amplia hacia el hombre como sujeto de una integración muy propia de una conciencia superior que permite cruzar barreras de idiomas, culturas y creencias para ver más allá de esta o aquella imagen el ser histórico real.

Es necesario destacar en el estilo de la narración, el contraste permanente entre lo trágico y lo cómico. Contraste que logra tejer un sentido irónico muy propio de la manera de narrar la historia y desde el cual se aprecian los acontecimientos en un ángulo que resulta significativamente dialógico. De esta forma, cada uno de los  relatos nos va mostrando la distancia entre las culturas que se enfrentan en la conciencia profesional del narrador- protagonista. Así, el relato de una 0peración observada  por una res en «Desde la ventana», la petición de una sonda en «¡Toruno, toruno!», o una extirpación en “Un cuerpo extraño” nos hacen sacudir sorprendidos nuestro hábito de adquisición de experiencias en una lectura que resulta también, a la vez que deleite, búsqueda del sentido de una experiencia trascendente a través del relato.

Lic. ÁLVARO LÓPEZ MIRET
Profesor de Literatura
Universidad de La Habana

Descargar Libro completo (pdf 251 KB)

Autora: Dra.Cs. Martha Esther Larrea Fabra. (Ecimed 2002)

Anteriores

Filed under Arte con filo by on #

Uso racional de antibióticosUso racional de antibióticos
Estrategias para minimizar la resistencia a los antibióticos y maximizar su eficacia. Una preocupación importante de los programas de administración de antibióticos.

Cheston B. Cunha, Med Clin N Am. 2018;102:831-843

Fractura 1ra. costillaFractura de la primera costilla
El estudio comparó a pacientes con fractura de la primera costilla diagnosticada en la radiografía de tórax inicial con aquellas vistas sólo en la tomografía computada.

Luceri RE, Am J Surg. 2018; 216(4): 740-744

MINSAPCompañeras y compañeros:

Este 3 de diciembre, como cada año, celebramos el Día de la Medicina Latinoamericana y del Trabajador de la Salud, en conmemoración al natalicio del Dr. Carlos Juan Finlay Barrés. Se cumplen 185 años de que Camagüey viera nacer al más eminente científico cubano de todos los tiempos, quien descubrió el agente transmisor de la Fiebre Amarilla.

Hombre generoso, sencillo en el trato y de probada tenacidad, Finlay dedicó toda su vida a dar solución a los grandes problemas del cuadro epidemiológico de nuestro país en su época, hasta llegar a convertirse en un verdadero símbolo de la medicina cubana y a nivel internacional.

El círculo médico de finales del siglo XIX y principios del XX destacó su auténtica obra como epidemiólogo y salubrista. “Cuando ya por su edad, con casi setenta años, parecía imposible esperar más de la actividad creadora del sabio, comienza el doctor Finlay a desarrollar como higienista social una labor de extraordinaria importancia al fundar, organizar y dirigir el naciente sistema sanitario estatal cubano”.

Con el descubrimiento de Finlay se inició el papel trascendente de Cuba en la medicina latinoamericana y mundial, que se extiende hasta nuestros días.

Siendo consecuentes con esa historia y con el desarrollo alcanzado por la salud pública cubana después del triunfo revolucionario, obra de quien nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fuera fuerza impulsora y principal arquitecto, inculcándonos el noble afán de servir a la vida y a las causas más justas, tenemos la responsabilidad de contribuir a la prosperidad de nuestro pueblo, mejorando los indicadores de salud alcanzados, la calidad y la satisfacción con los servicios que brindamos, en un sistema que sea cada vez más eficiente y que garantice su indetenible desarrollo.

Próximos al arribo del 60 aniversario del triunfo de nuestra Revolución, fieles al legado de Finlay y de Fidel, continuaremos enfrascados en perfeccionar nuestro Sistema Nacional de Salud, para lo cual contamos con la disciplina, profesionalidad, compromiso y humanismo de todos los trabajadores de la salud cubana.

En esta fecha histórica, los felicito, tanto a los que se encuentran en la primera trinchera de combate en el país, como a los miles de colaboradores que de manera honrosa brindan sus servicios a la salud en otras partes del mundo; lo hago en nombre del Consejo de Dirección del Ministerio de Salud Pública, del Secretariado Nacional del Sindicato de los Trabajadores de la Salud y en el mío propio.

El 3 de diciembre de 2016, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en el acto político en homenaje póstumo al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz expresó: “Ese es el Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y con la demostración de que sí se pudo, sí se puede y se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, o lo que es lo mismo, ¡Garantizar la independencia y la soberanía de la patria!”.

Con esa misma convicción, seguiremos contando con ustedes para los grandes retos que tenemos por delante, seguros de que con su dedicación y entrega podremos alcanzar metas superiores en los indicadores de salud de la población cubana.

Fraternalmente,

Dr. José Ángel Portal Miranda
Ministro de Salud Pública

Filed under Felicitaciones by on #