cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el tipo de tumor más frecuente en el mundo. Anualmente se detectan en España cerca de 30 000 casos nuevos. Uno de los factores que marca el pronóstico de esta enfermedad es su capacidad de causar metástasis en el hueso. Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universidad de Navarra han descubierto nuevos mecanismos que favorecen este proceso. Ver más…

El incremento, documentado en un estudio de la UIC, se explica, según los autores, porque han pasado 40 años desde que la prevalencia de consumo de tabaco en mujeres empezó a emerger a finales de los 70 y no dejó de aumentar hasta 1995. Un estudio realizado por investigadores de la Universitat Internacional de Catalunya y publicado en la revista Archivos de Bronconeumología, muestra una tendencia divergente en la mortalidad por cáncer de pulmón por sexo entre 1980 y 2013 en España. Ver más…

El cáncer de pulmón en sus primeras etapas puede tratarse con técnicas y cirugía de invasión mínima, lo que permite una recuperación más rápida y volver a las actividades cotidianas antes de lo que se haría al someterse a métodos quirúrgicos más invasivos.

La Clinica Mayo plantea que  la tomografía computarizada puede mostrar un cáncer de pulmón tan pequeño como un grano de arroz, lo que es importante porque la supervivencia después del tratamiento para atacarlo se relaciona directo con la etapa en la que se descubre.

En un comunicado, la institución médica explica que la tomografía computarizada de dosis baja es indolora y similar a una radiografía, pues la exploración dura menos de un minuto.

En la exploración una computadora genera imágenes detalladas de los pulmones y estructuras circundantes, que luego son revisadas por un radiólogo o médico especializado en diagnosticar afecciones a través de exámenes por imágenes.

Agrega que dicho examen es importante debido a su capacidad de revelar esa enfermedad mucho antes de que se presenten síntomas, lo que permite curarlo con una cirugía o tratarlo con técnicas de invasión mínima.

Refiere que de acuerdo con el estudio “Ensayo nacional de detección pulmonar”, se descubrió que la detección beneficia a tres segmentos específicos de la población.

El primero incluye a personas que ya tuvieron cáncer de pulmón, el segundo a aquellos que fumaron un paquete de cigarros o más al día durante 30 años o más, y el tercero a quienes fumaron un paquete o más al día durante 20 años o más tiempo, y tienen otro factor que les aumenta el riesgo de desarrollarlo.

Ese otro factor puede ser antecedentes familiares de ese cáncer, tener enfisema u otro trastorno pulmonar, haber recibido radioterapia o haber sido diagnosticado con cáncer en otra parte del cuerpo.

Ante ello, la institución establece que dejar de fumar es la mejor decisión de quien pretenda proteger su salud, pues disminuye drásticamente el riesgo de muchos problemas médicos, mejora el bienestar en general.
enero 19/ 2015  (Notimex)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2015 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A”

Hay muchos estudios epidemiológicos que muestran que los varones fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar cualquier otro tipo de cáncer que las mujeres fumadoras.

Ahora un nuevo estudio ha visto que hay una poderosa asociación entre el tabaquismo y el daño genético en los hombres, lo que podría explicar estas diferencias.

Según la investigación de la Universidad de Uppsala (Suecia) los hombres que fuman experimentan un mayor número de mutaciones en las células y pérdida del cromosoma Y en la sangre, que los no fumadores.

Esa pérdida de cromosomas Y ha sido vinculada en el pasado a una menor expectativa de vida y a un incremento de cáncer, incluido el de pulmón.

Y podría explicar porqué los hombres sufren más cáncer de pulmón que las mujeres, afirma la investigación publicada en la revista Science.(DOI:10.1126/science.1262092)

Cáncer de pulmón

Se sabe que la pérdida del cromosoma Y está relacionada con el cáncer en general, por lo que como los hombres únicamente poseen el cromosoma Y, fumar sería un factor de riesgo mayor para ellos.

Los mismos investigadores ya habían demostrado en 2014 que hay una asociación entre la pérdida del cromosoma Y en sangre y un mayor riesgo de cáncer en un trabajo publicado en Nature Genetics.(doi:10.1038/ng.2966 )

“Ahora hemos probado si hay factores del modo de vida o clínicos que podrían estar vinculados a la pérdida de este cromosoma”, dijo Lars Forsberg, de la Universidad de Uppsala.

Entre un gran número de factores que se estudiaron, como la edad, la presión arterial, la diabetes, el consumo de alcohol y el tabaquismo, “hemos identificado que la pérdida del cromosoma Y en células sanguíneas es mucho más frecuente en los fumadores que en los no fumadores”, comenta.

Reversible

La investigación demostró que la pérdida del cromosoma Y es más común en aquelllas personas que más fuman, siendo la relación únicamente válida para aquellos que fumaban en el momento del estudio.

Según los investigadores los que habían fumado, pero lo habían dejado, tenían la misma cantidad de células con la pérdida del cromosoma Y que los hombres que nunca habían fumado.

Es decir, que el proceso es “reversible”, según Forsberg para quien podría resultar un “aliciente para aquellos hombres que fuman para que lo dejen de hacer”.

Lo que no han podido determinar los investigadores es cómo la pérdida del cromosoma Y inducida por el tabaquismo está conectada con el desarrollo del cáncer, pero no solo el de pulmón.

Los expertos especulan en que las células inmunes en la sangre, que han perdido su cromosoma Y, tienen menos capacidad para luchar contra las células tumorales.
diciembre 10/2014 (DiarioSalud)

Dumanski JP, Rasi C, Lönn M, Davies H, Ingelsson M, Forsberg LA.Smoking is associated with mosaic loss of chromosome Y.Science. 2014 Dic 4

Lars A Forsberg,Chiara Rasi,Niklas Malmqvist,Hanna Davies,Saichand Pasupulati.Mosaic loss of chromosome Y in peripheral blood is associated with shorter survival and higher risk of cancer.Nature Genetics 46, 624-628 .28 Abril 2014

Unos científicos han encontrado una combinación de fármacos que puede desencadenar el proceso de autodestrucción en las células cancerosas de pulmón.

Cuando las células sanas dejan de ser útiles, inician una cadena de eventos que culmina con su autodestrucción. Pero las células cancerosas eluden este camino suicida y se convierten en “inmortales”. Esto significa que las células afectadas se pueden dividir un número infinito de veces, mientras las condiciones de su entorno sean adecuadas. El resultado es que crecen sin control, haciendo que se formen tumores.

El descubrimiento, presentado en el marco de un congreso reciente del Instituto Nacional británico de Investigación del Cáncer (NCRI) en la ciudad de Liverpool, abre un camino hacia el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer.

Usando células cancerosas de pulmón y ratones, el equipo de Henning Walczak, del Instituto Oncológico adscrito al University College de Londres en el Reino Unido, comprobó que la combinación de dos fármacos, llamados TRAIL e inhibidor de CDK9, alteraron los interruptores moleculares en el proceso de suicidio celular, de tal modo que la reprogramación resultante forzaba a las células de cáncer a autodestruirse.

Una vía de tratamiento como esta, al evitar ataques directos que puedan causar daños colaterales en células sanas, y en vez de eso hacer que sean las propias células cancerosas, y solo ellas, las que se autodestruyan, podría representar un avance formidable en la lucha contra el cáncer.

El próximo paso en esta alentadora línea de investigación será constatar cómo funciona este método en otros tipos de cáncer. Si no surgen complicaciones, la técnica finalmente podría ser probada en humanos mediante ensayos clínicos.
diciembre 2/2014 (NCYT)

Antonella Montinaro, Johannes Lemke, Silvia von Karstedt, Henning Walczak.Selective CDK9 inhibition overcomes TRAIL resistance in NSCLC.NCRI Cancer Conference.Cancer Institute, University College London

Dos estudios sobre cáncer de pulmón no microcítico que se publican en Science (DOI:10.1126/science.1253462) pueden ayudar a explicar por qué la enfermedad es tan resistente. Uno de los trabajos, dirigido por Charles Swanton, del Instituto de Investigación del Cáncer del Reino Unido, desvela que estos tumores pueden permanecer latentes durante más de 20 años antes de transformarse súbitamente en una forma agresiva de la patología.

Los investigadores estudiaron los cánceres de pulmón de siete pacientes (incluyendo a individuos que fumaban, que ya no lo hacían o que nunca habían tenido ese hábito). Comprobaron que, tras los tres primeros errores genéticos que dan lugar al cáncer, puede existir sin ser detectado durante muchos años hasta que se producen nuevos errores que impulsan el rápido crecimiento de la enfermedad.

Tanto este estudio, en el que ha participado Ignacio Varela, del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, como el segundo, coordinado por Andrew Futreal, del MD Anderson Cancer Center, en Houston, han identificado alteraciones genómicas en distintas regiones pulmonares y utilizado esta información para reconstruir la historia evolutiva de tales carcinomas.

La gran heterogeneidad tumoral observada -con distintas alteraciones del número de copias, translocaciones y mutaciones en cada región- explicaría la corta duración de la eficacia de muchos fármacos, que sólo serían capaces de combatir una parte del tumor.
octubre 10/2014 (Diario Médico)

Elza C. de Bruin,Nicholas McGranahan,Richard Mitter,Max Salm,David C. Wedge,Charles Swanton.Spatial and temporal diversity in genomic instability processes defines lung cancer evolution.Science 10 Oct 2014: 251-256.

Jianjun Zhang,Junya Fujimoto,Jianhua Zhang,David C. Wedge,Xingzhi Song,P. Andrew Futreal.Intratumor heterogeneity in localized lung adenocarcinomas delineated by multiregion sequencing. Science 10 Oct 2014:Vol. 346 no. 6206 pp. 256-259.DOI: 10.1126/science.1256930