cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el tipo de tumor más frecuente en el mundo. Anualmente se detectan en España cerca de 30 000 casos nuevos. Uno de los factores que marca el pronóstico de esta enfermedad es su capacidad de causar metástasis en el hueso. Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universidad de Navarra han descubierto nuevos mecanismos que favorecen este proceso. Ampliar…

El incremento, documentado en un estudio de la UIC, se explica, según los autores, porque han pasado 40 años desde que la prevalencia de consumo de tabaco en mujeres empezó a emerger a finales de los 70 y no dejó de aumentar hasta 1995. Un estudio realizado por investigadores de la Universitat Internacional de Catalunya y publicado en la revista Archivos de Bronconeumología, muestra una tendencia divergente en la mortalidad por cáncer de pulmón por sexo entre 1980 y 2013 en España. Ampliar…

Un estudio muestra que la molécula diacetylspermina casi se duplica en muestras sanguíneas de pacientes recopiladas seis meses antes de recibir el diagnóstico, en comparación con las obtenidas de sujetos sanos.

Investigadores del West Coast Metabolomics Center de la Universidad de California, en Davis, Estados Unidos, han identificado un biomarcador que podría servir para desarrollar pruebas de diagnóstico temprano de cáncer de pulmón. El hallazgo se publica en «Journal of Clinical Oncology».

Actualmente, la enfermeda se diagnostica en estadios precoces gracias al uso regular de tomografías computarizadas (TC) de baja dosis en pacientes, pero estas pruebas son caras y conllevan una exposición continuada a radiación. De ahí que los científicos del West Coast Metabolomics se propusieran encontrar nuevos marcadores.

El equipo de Oliver Fiehn, profesor de Biología Celular y Molecular y autor del trabajo, evaluó los resultados de un estudio realizado entre 1985 y 1996 en el que se intentó demostrar si el uso de suplementos antioxidantes podía prevenir el cáncer en fumadores, personas con sobrepreso u otros factores de riesgo.

De este modo, encontraron una molécula, la diacetylspermina, que casi se duplicaba en las muestras de sangre de pacientes recopiladas 6 meses antes de recibir el diagnóstico, en comparación con las obtenidas de sujetos sanos.

Luego combinaron este compuesto con otro biomarcador identificado previamente, la proteína B asociada al surfactante pulmonar (pro-SFTPB), y se vio que la presencia de ambos marcadores podía adelantar el diagnóstico de estos tumores.

«Por separado, los marcadores consiguieron predecir el cáncer en el 70 % de los casos y, al combinarse, se elevaba al 80 %», ha explicado Fiehn, lo que permitiría detectar precozmente 8 de cada 10 casos.
agosto 25/2015 (Jano.es)

El cáncer de pulmón cuenta con una extensa clasificación de tumores, lo que permite saber si se trata de mutaciones puntuales y con ello aplicar un tratamiento más especializado que lleve a combatir la enfermedad de una manera.

Así lo destacó el investigador del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), Ã’scar Arrieta Rodríguez, quien aseguró que nuestro conocimiento sobre el cáncer de pulmón ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

El especialista afirmó hasta hace poco tiempo se le clasificaba sólo como cáncer de pulmón de células pequeñas y de células no pequeñas.

De ahí que la caracterización de ciertas regiones del ADN o genotipificación de las células cancerosas tenga mayor importancia para la implementación de un tratamiento personalizado que genere una mejor respuesta en el enfermo y le sea menos tóxico, apuntó.

A todos los enfermos se les daba quimioterapia, pero ahora se pueden formar subgrupos en función de lo que es más adecuado para cada uno, dijo el especialista y responsable desde hace ocho años del Laboratorio de Oncología Experimental de dicho instituto

En la actualidad, apuntó, se pueden detectar a los enfermos que tendrán un mayor beneficio de cierto tratamiento y a quienes no se beneficiarán.

El cáncer de pulmón de células no pequeñas representa aproximadamente 75  % de todos los tumores pulmonares, detalló Arrieta Rodríguez.

Comentó que la frecuencia de la mutación de genes en México es de 34 % mientras, en Perú de 67 % , en Colombia de 25 % y en Argentina de 14 % .

Latinoamérica tiene una frecuencia heterogénea y sugieren una posible susceptibilidad genética presente en estas poblaciones, aunque también hay otros factores involucrados como la exposición al humo de leña y la tuberculosis, aseveró.

Como parte de las investigaciones realizadas en el INCAN, Arrieta ha participado en el desarrollo, por primera vez en Latinoamérica, de la genotipificación de neoplasias mediante una técnica citogenética de marcaje de cromosomas y la secuenciación en tiempo real de ciertas regiones del material genético.

Los resultados de los estudios han servido para diseñar nuevos esquemas de tratamiento, determinar marcadores predictivos y pronósticos para los enfermos con el adenocarcinoma de pulmón, lo que ha permitido aumentar la media de sobrevida de los pacientes de ocho a 10 meses a 22 meses en estadios avanzados, apuntó.

Arrieta Rodríguez consideró que la investigación en México se encuentra muy limitada por la falta de recopilación de datos propios sobre la frecuencia de las alteraciones genéticas y los diferentes padecimientos a los que dan origen lo que facilitaría la búsqueda de nuevos blancos terapéuticos.

Por otro lado, reconoció que en México hay un subregistro de las muertes por cáncer de pulmón, pues carecen de datos epidemiológicos confiables.

Esto se debe a que no se estudia adecuadamente a los enfermos y fallecen con un diagnóstico de neumonía o tuberculosis, debido a que no se realizan biopsias o éstas no se mandan a los centros de atención adecuados, opinó.

abril 10/ 2015 (Notimex).- Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

En: Noticias #

El cáncer de pulmón en sus primeras etapas puede tratarse con técnicas y cirugía de invasión mínima, lo que permite una recuperación más rápida y volver a las actividades cotidianas antes de lo que se haría al someterse a métodos quirúrgicos más invasivos.

La Clinica Mayo plantea que  la tomografía computarizada puede mostrar un cáncer de pulmón tan pequeño como un grano de arroz, lo que es importante porque la supervivencia después del tratamiento para atacarlo se relaciona directo con la etapa en la que se descubre.

En un comunicado, la institución médica explica que la tomografía computarizada de dosis baja es indolora y similar a una radiografía, pues la exploración dura menos de un minuto.

En la exploración una computadora genera imágenes detalladas de los pulmones y estructuras circundantes, que luego son revisadas por un radiólogo o médico especializado en diagnosticar afecciones a través de exámenes por imágenes.

Agrega que dicho examen es importante debido a su capacidad de revelar esa enfermedad mucho antes de que se presenten síntomas, lo que permite curarlo con una cirugía o tratarlo con técnicas de invasión mínima.

Refiere que de acuerdo con el estudio «Ensayo nacional de detección pulmonar», se descubrió que la detección beneficia a tres segmentos específicos de la población.

El primero incluye a personas que ya tuvieron cáncer de pulmón, el segundo a aquellos que fumaron un paquete de cigarros o más al día durante 30 años o más, y el tercero a quienes fumaron un paquete o más al día durante 20 años o más tiempo, y tienen otro factor que les aumenta el riesgo de desarrollarlo.

Ese otro factor puede ser antecedentes familiares de ese cáncer, tener enfisema u otro trastorno pulmonar, haber recibido radioterapia o haber sido diagnosticado con cáncer en otra parte del cuerpo.

Ante ello, la institución establece que dejar de fumar es la mejor decisión de quien pretenda proteger su salud, pues disminuye drásticamente el riesgo de muchos problemas médicos, mejora el bienestar en general.
enero 19/ 2015  (Notimex)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2015 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A»

Hay muchos estudios epidemiológicos que muestran que los varones fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar cualquier otro tipo de cáncer que las mujeres fumadoras.

Ahora un nuevo estudio ha visto que hay una poderosa asociación entre el tabaquismo y el daño genético en los hombres, lo que podría explicar estas diferencias.

Según la investigación de la Universidad de Uppsala (Suecia) los hombres que fuman experimentan un mayor número de mutaciones en las células y pérdida del cromosoma Y en la sangre, que los no fumadores.

Esa pérdida de cromosomas Y ha sido vinculada en el pasado a una menor expectativa de vida y a un incremento de cáncer, incluido el de pulmón.

Y podría explicar porqué los hombres sufren más cáncer de pulmón que las mujeres, afirma la investigación publicada en la revista Science.(DOI:10.1126/science.1262092)

Cáncer de pulmón

Se sabe que la pérdida del cromosoma Y está relacionada con el cáncer en general, por lo que como los hombres únicamente poseen el cromosoma Y, fumar sería un factor de riesgo mayor para ellos.

Los mismos investigadores ya habían demostrado en 2014 que hay una asociación entre la pérdida del cromosoma Y en sangre y un mayor riesgo de cáncer en un trabajo publicado en Nature Genetics.(doi:10.1038/ng.2966 )

«Ahora hemos probado si hay factores del modo de vida o clínicos que podrían estar vinculados a la pérdida de este cromosoma», dijo Lars Forsberg, de la Universidad de Uppsala.

Entre un gran número de factores que se estudiaron, como la edad, la presión arterial, la diabetes, el consumo de alcohol y el tabaquismo, «hemos identificado que la pérdida del cromosoma Y en células sanguíneas es mucho más frecuente en los fumadores que en los no fumadores», comenta.

Reversible

La investigación demostró que la pérdida del cromosoma Y es más común en aquelllas personas que más fuman, siendo la relación únicamente válida para aquellos que fumaban en el momento del estudio.

Según los investigadores los que habían fumado, pero lo habían dejado, tenían la misma cantidad de células con la pérdida del cromosoma Y que los hombres que nunca habían fumado.

Es decir, que el proceso es «reversible», según Forsberg para quien podría resultar un «aliciente para aquellos hombres que fuman para que lo dejen de hacer».

Lo que no han podido determinar los investigadores es cómo la pérdida del cromosoma Y inducida por el tabaquismo está conectada con el desarrollo del cáncer, pero no solo el de pulmón.

Los expertos especulan en que las células inmunes en la sangre, que han perdido su cromosoma Y, tienen menos capacidad para luchar contra las células tumorales.
diciembre 10/2014 (DiarioSalud)

Dumanski JP, Rasi C, Lönn M, Davies H, Ingelsson M, Forsberg LA.Smoking is associated with mosaic loss of chromosome Y.Science. 2014 Dic 4

Lars A Forsberg,Chiara Rasi,Niklas Malmqvist,Hanna Davies,Saichand Pasupulati.Mosaic loss of chromosome Y in peripheral blood is associated with shorter survival and higher risk of cancer.Nature Genetics 46, 624-628 .28 Abril 2014

En: Noticias #