África

Acostumbrada a propagar la enfermedad del sueño en Á frica, la mosca tsetsé retrocede lentamente en partes del continente en medio de los esfuerzos para disminuir su población, que van del uso de pesticidas a la introducción de machos estériles.

Los intentos de acabar con esa plaga han comenzado a surtir efecto en países como Senegal, donde recientemente se ha eliminado esa mosca en una zona de la región de Niayes, cerca de la capital, y a punto está de ser erradicada en otra área cercana.

La región «será completamente liberada de la mosca tsetsé en el primer trimestre de 2017″, dice esperanzado el director del proyecto del Ministerio senegalés de Ganadería, Baba Sall.

Desde hace una década Senegal libra, con ayuda internacional, una batalla contra ese insecto que ha llegado a diezmar el ganado e invadir unos mil kilómetros cuadrados de superficie local.

Una vez recogida y analizada la información, las autoridades llegaron a la conclusión de que se podía eliminar de forma permanente la mosca, aislada como estaba en la zona.

Entonces probaron la viabilidad de la técnica nuclear que permite esterilizar a los insectos machos y para ello recibieron ejemplares que habían sido sometidos a la radiación ionizante y que procedían de Burkina Faso, Austria y Eslovaquia.

Con trampas, pantallas, mosquiteros e insecticidas, cuenta Sall, lograron reducir al mínimo las poblaciones de la mosca tsetsé antes de soltar por tierra y aire a esos machos producidos en masa, que se aparean con las hembras silvestres sin dejar descendencia.

Se estima que el programa, que acaba de ser premiado en la Expo de Milán como ejemplo de buenas prácticas para la seguridad alimentaria junto con otras 17 iniciativas, podría aportar beneficios por valor de 2, 8 millones anuales de euros a los ganaderos locales.

«La eliminación de la mosca tsetsé y de la enfermedad va a favorecer la innovación entre los ganaderos, que podrán explotar especies de animales más productivas», resalta Sall.

Además de reducir casi a la mitad el volumen de ganado, está previsto que caiga el gasto en medicamentos veterinarios.

De acuerdo con la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esa mosca transmite parásitos que causan una enfermedad que cada año mata a más de tres millones de cabezas de ganado en el África subsahariana, lo que supone pérdidas anuales de más de 4 mil millones de dólares.

En el continente se han contabilizado más de 75 mil casos de la tripanosomiasis africana humana o enfermedad del sueño, que afecta al sistema nervioso de las personas y lleva a sufrir desorientación, cambios de carácter, ataques epilépticos y hasta la muerte.

El experto de Salud Animal de la FAO Raffaele Mattioli recuerda que solo ciertas especies de la mosca tsetsé transmiten la enfermedad, por lo que se busca eliminar de manera selectiva solo aquellas poblaciones que supongan un riesgo.

Mattioli destaca que desde 1997 existe una alianza internacional contra la tripanosomiasis integrada por la FAO, la Organización Mundial de la Salud, la Agencia Internacional de la Energía Atómica y la Unión Africana.

Su intención es apoyar a los países africanos para erradicar la enfermedad y favorecer el desarrollo agrícola, concentrando sus esfuerzos en Mali, Burkina Faso y Etiopía.

Aunque la enfermedad ya se ha esfumado de zonas limitadas como Tanzania, donde habitaba una sola especie, Mattioli admite que todavía falta un largo camino por recorrer si se quiere cumplir el objetivo de eliminar esa enfermedad crónica antes de 2020.

Escasean los recursos financieros y los técnicos preparados para llevar a cabo campañas sobre el terreno a gran escala, confiesa.

Igualmente hace falta adaptar las estrategias a las condiciones ambientales de cada lugar y a unas especies que a veces no se conocen bien, según Mattioli.

En cuanto a la tecnología, aunque debería estar en África, esto no siempre es posible por los riesgos que conlleva manipular el material radiactivo.

Pero en Senegal ya han tomado nota y siguen desarrollando las técnicas aprendidas. Niayes es solo el primer paso para terminar con una plaga que también es símbolo de hambre y pobreza.

julio 17/ 2015 (dpa).-

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015; Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Los países de Africa occidental duramente afectados por el ébola también pueden haber registrado alrededor de 10 mil 900 muertes adicionales por paludismo el año pasado, se indicó en un informe dado a conocer por el Imperial College de Londres.

De acuerdo con el informe, la epidemia condujo al cierre de muchas instalaciones de salud debido a la carga de atender a los pacientes y aislarlos y a la amenaza que esto representaba para los trabajadores de la salud.

«La epidemia de ébola en algunas partes de Africa occidental abrumó en gran medida los ya frágiles sistemas de salud en el 2014, lo que imposibilitó la atención adecuada al paludismo y amenaza con afectar los avances logrados en la última década en el control y eliminación de la enfermedad», dijo el principal autor del informe, el Dr. Patrick Walker, del Imperial College de Londres.

El estudio señala que el brote de ébola en el oeste de África podría haber resultado en un número de fallecimientos por paludismo comparable al número de muertos por ébola que para el 12 de abril de 2015 era de 10 mil 704, indicó la Organización Mundial de la Salud.

Los investigadores señalan que llevar de nuevo la atención médica a los niveles previos al ébola en la región podría evitar 15 mil 600 muertes por paludismo en el 2015, lo que destaca la urgente necesidad de apoyar la recuperación de los sistemas de salud.

El informe fue publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases

abril 27/ 2015 (Xinhua) –

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015  Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó 99 nuevos casos de ébola durante la pasada semana en Sierra Leona, Guinea y Liberia, donde se concentran la inmensa mayoría de los contagios desde el comienzo de la epidemia.

Según el más reciente reporte de la agencia especializada de Naciones Unidas, con cierre el 22 de febrero, los datos ratifican la tendencia mostrada por el brote viral este año, un incremento de la transmisión en Sierra Leona y Guinea, y niveles muy bajos de la misma en Liberia, con apenas un solo caso en el período.

Pese al aumento de los contagios en algunas partes de África Occidental, las cifras siguen bien distantes de las conocidas en 2014, escenario celebrado por la Organización de Naciones Unidas , aunque con recurrentes llamados a no cantar victoria ni a dar por derrotada la enfermedad, hasta alcanzar los cero casos.

De acuerdo con la OMS, Sierra Leona sumó 63 nuevos infectados, Guinea 35 y Liberia uno, para rondar los 23 mil 700 contagios desde diciembre de 2013, mientras las víctimas fatales ascienden a nueve mil 589.

Para la Organización, continúan como desafíos comprometer de manera efectiva a las comunidades -sobre todo a las de remota ubicación geográfica, lograr que todos los enfermos busquen tratamiento médico y potenciar el seguimiento de los contactos de los pacientes.

Otro reto sigue siendo llegar a 100 % de entierros seguros, objetivo ratificado por los reportes de dificultades en Guinea y Sierra Leona, donde se produjeron respectivamente 19 y 15 sepelios de riesgo, precisó.

Naciones Unidas destaca los progresos en el combate al ébola, a partir de los esfuerzos locales y del apoyo internacional.

Sin embargo, reclama incrementar las acciones de prevención y tratamiento en el terreno, así como garantizar los recursos financieros por parte de la comunidad global de donantes.

Febrero 25/ 2015 (PL)

La Federación Internacional de la Cruz Roja  advirtió sobre el peligro de que la enfermedad causada por el virus del Ébola en África Occidental se convierta en endémica, especialmente en Guinea en donde inició el brote.

Si no se logra obtener la información de las cadenas de transmisión y si no se puede tener acceso a zonas remotas de Guinea «existe el riesgo de que (el ébola) se convierta en endémico», afirmó en rueda de prensa en Ginebra la responsable de la  Federación Internacional de la Cruz Roja de la región, Birte Hald.

Hald explicó que en varias partes de Guinea no se tiene acceso a localidades porque las comunidades niegan la entrada y hay mucha resistencia de sus pobladores a dejar entrar a personal médico.

«Hemos hecho muchos intentos para llegar a esos lugares», señaló la jefa de operaciones de emergencia de la Federación Internacional de la Cruz Roja   .

«Es por ello que si no tenemos acceso completo a esas localidades el ébola se convertirá en una enfermedad endémica», insistió.

Expuso que la atención internacional se ha reducido desde que los casos en los tres países afectados Guinea, Liberia y Sierra Leona han disminuido, «pero la lucha contra el ébola todavía no ha terminado».    «La situación ha mejorado (…) pero hemos afirmado que frenar los casos de ébola no es suficiente», sostuvo.

Por su parte , la portavoz de la Organización Mundial de la Salud , Fadela Chaib, coincidió en que el organismo también ha tenido trabas para acceder a pequeñas localidades de Guinea, Sierra Leona y Liberia.

«Lo más difícil es lograr que las comunidades se involucren en esta lucha», dijo Chaib.

Refirió que recientemente se han registrado 27 incidentes de seguridad para tener acceso en Guinea, dos en Liberia y cuatro en Sierra Leona.

«Sigue habiendo mucha resistencia», señaló Chaib, quien advirtió que un sólo entierro mal llevado sería suficiente para comenzar una cadena de transmisión.

«El ébola nos ha puesto a prueba y nos seguirá probando a todos», concluyó Hald.

Enero 30 /2015   (Notimex)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2014 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»

El Gobierno de Liberia confirmó que actualmente solo quedan cinco casos de ébola en el país, lo que supone un gran avance en la lucha para erradicar una epidemia que ha causado casi 9  mil  muertos en África Occidental.

«Si todo va bien y otras personas no se contagian, llegaremos a cero casos. Estamos luchando para contener la epidemia y para que la Organización Mundial de la Salud  declare a Liberia libre de ébola», dijo   el viceministro liberiano de Sanidad, Tolbert Nyenswah.

Entre los infectados por el ébola figura una mujer que murió la semana pasada y que tuvo contacto con otras 25 personas en el suburbio de Paynesville, en la capital, que ya han sido puestas en cuarentena, explicó Nyenswah.

En palabras del viceministro, «Liberia está cerca de erradicar este virus mortal» y el Gobierno sigue trabajando «duro» en la lucha contra el ébola, como lo demuestra la reducción del número de contagios en todo el país.

Según los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud , Liberia es el único país donde se observa realmente un declive en los niveles de transmisión del virus, mientras que en Sierra Leona -el más afectado actualmente- los datos apuntan a una estabilización y en Guinea no hay señales de que la epidemia esté bajo control.

El primer caso de la actual epidemia de ébola se produjo en diciembre de 2013 en la prefectura de Guéckédou, en Guinea, y de allí se expandió al resto del país y cruzó las fronteras de Liberia y Sierra Leona, hasta infectar a casi 22 mil  personas

enero 27 / 2015  (EFE)

La lucha contra la meningitis en África subsahariana se fortaleció recientemente cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó una vacuna efectiva y económica llamada MenAfriVac para ser inoculada a los niños vulnerables.

«La introducción de la vacuna contra la meningitis ha asestado un golpe mortal a la enfermedad. Sin embargo, existe la necesidad de un compromiso político en los países del cinturón de la meningitis en África para contener la enfermedad», dijo el director del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS, Jean Marie Okwo-Bele.

La OMS se ha asociado con el Instituto no lucrativo de salud mundial PATH y con Serum Institute of India Limited (SIIL) para formar el Proyecto de Vacunas contra la Meningitis (MVP), el cual anunció la introducción de MenAfriVac. La Fundación Bill and Melinda Gates financió la investigación.

Durante las pruebas clínicas en varios países africanos, MenAfriVac redujo los nuevos contagios y muertes por meningitis entre los niños pequeños. La nueva vacuna cumple los estándares internacionales en calidad, seguridad y eficacia. Los expertos señalaron que la vacuna puede ser administrada a los niños de un año de edad en los lugares donde existe la enfermedad.
enero 13/2015 (Xinhua)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»