septiembre 2012 Archivos

Las personas que padecen enfermedades mentales graves, como esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión incapacitante, parecen ser 2,6 veces más propensas a desarrollar cáncer en comparación con la población general.
Un estudio analizó los datos de 3317 adultos de 42-43 años con esquizofrenia o trastorno bipolar, entre 1994 y 2004, para determinar la incidencia y tipos de cáncer en esta muestra en comparación con la población general estadounidense. Los pacientes con esquizofrenia eran 4,5 veces más propensas a desarrollar cáncer de pulmón, 3,5 veces más propensas a desarrollar cáncer colorrectal y casi tres veces más propensas a desarrollar cáncer de mama. Las personas con trastorno bipolar experimentaban un riesgo similar. No hubo diferencias raciales en los que desarrollaron cáncer en este grupo.
Aproximadamente un 5 % de la población de Estados Unidos padece una enfermedad mental grave, y este grupo es conocido por tener de dos a tres veces más probabilidades de morir prematuramente en relación con las personas que no presentan trastornos psiquiátricos incapacitantes.
septiembre 6/2012 (Neurología.com)
McGinty EE, Zhang Y, Guallar E, Ford DE, Steinwachs D, Dixon LB, et al. Cancer Incidence in a Sample of Maryland Residents With Serious Mental Illness. Psychiatric Services 2012; doi: 10.1176/appi.ps.201100169.

En: Noticias #

El brote de ébola detectado en la República Democrática del Congo ha causado la muerte de 14 personas, mientras que hay 8 enfermas y se sospecha que otras 14 han desarrollado el virus, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Todos los casos se han registrado en las zonas de Isirio y de Viadana y, por ahora, no se ha detectado la enfermedad fuera de esos lugares.
Las muestras del virus han sido confirmadas en el Instituto de Investigación de Virus de Uganda y posteriormente en el laboratorio que ha establecido en el país el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.
El Gobierno está trabajando con distintos organismos (OMS, CDC, Médicos Sin Fronteras y la Federación Internacional de la Cruz Roja) para controlar el brote.
A pesar del riesgo de contagio, la OMS no recomienda que se apliquen restricciones a viajar o comerciar con la República Democrática del Congo.
El brote en la RDC no guarda relación con el que se desencadenó a finales del pasado julio en la parte occidental de la vecina Uganda, que causó la muerte de 16 personas.
Los dos brotes se deben a cepas diferentes del virus: la cepa Bundibugyo ha golpeado a la RDC, mientras que la de Uganda es la cepa Sudán.
El ébola es una fiebre hemorrágica que mata a un gran porcentaje de infectados, actúa con rapidez y se contagia con facilidad por contacto.
septiembre 6/2012 (EFE)
Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»

En: Noticias #

Una proteína conocida como galectina-3 puede identificar personas con alto riesgo de fallo cardiaco, según una investigación que publicó la Journal of the American College. Este trabajo se basó en un estudio anterior, «Estudio Cardiaco Framingham», que comenzó en 1948.
La medida de los niveles de galectina-3 en sangre, asociada recientemente con la fibrosis cardiaca, ofrecería una nueva vía para identificar a personas con alto riesgo que se beneficiarían de tratamientos para prevenir el fallo cardiaco. La pronta identificación de las personas predispuestas podría permitir aplicar tratamientos antes de que el fallo cardiaco se desarrolle y ayudar a que estas vivan más tiempo y con una mayor actividad.
Los niveles de galectina-3 fueron medidos entre 1996 y 1998 como parte de un examen rutinario de 3353 participantes, 53 % mujeres, del «Estudio cardiaco Framingham» sobre descendencia. En el momento de la medida, la edad promedio de los individuos era de 59 años. Durante un seguimiento medio de 11 años, 166 participantes (5,1 %) tuvo un primer episodio de fallo cardiaco.  Entre el 25 % de las personas con altos niveles de galactina (entre 15,4 a 52,1 nanogramos por mililitros) la tasa anual de fallo cardiaco fue de 12 por cada 1000 personas en comparación con 3 por cada 1000 personas del 25 % de los participantes con niveles más bajos de la proteína (de 3,9 a 12 nanogramos por mililitro).
A pesar de los prometedores resultados, se necesitan más estudios para determinar si los medicamentos útiles en fibrosis cardiaca como espironolactona, u otros fármacos podrían ser beneficiosos para pacientes sanos con tasas elevadas de galectina-3.
septiembre 4/2012 (Diario Médico)
Jennifer E. Ho, Chunyu Liu, Asya Lyass, Paul Courchesne,Michael J. Pencina, Ramachandran S. Vasan, et. al. Galectin-3, a Marker of Cardiac Fibrosis, Predicts Incident Heart Failure in the Community. J Am Coll Cardiol., 2012. doi:10.1016/j.jacc.2012.04.053.

En: Noticias #

Un equipo de científicos de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, desarrolló un test en sangre a través del cual se puede saber si el hígado ha sufrido daños no aparentes debido al consumo de alcohol, publicará en la próxima edición la British Journal of General Practice.
La prueba, que se sirve de un código de semáforo para revelar el nivel del daño, podrá ofrecerse a aquellas personas que beben alcohol de forma regular y en cantidades que no se consideran seguras. De hecho, los expertos que la desarrollaron señalan que será una herramienta valiosa para quienes no suelen reconocer que beben en exceso, lo que hace que el daño hepático se conozca en fase avanzada.
El hígado tiene una notable capacidad autorreparadora, pero cuando se le somete a un castigo continuo el daño se vuelve irreparable, y el abandono de la bebida puede no ser suficiente para revertir la situación.
En este nuevo test, el color verde significa que es poco probable que haya daño hepático; el amarillo, que el daño es del 50 %, y el rojo, que es muy probable que el hígado esté dañado y que la enfermedad sea potencialmente irreversible.
El análisis combina una prueba hepática que los médicos ya utilizan de forma rutinaria con otros dos exámenes que miden el nivel de cicatrización en el órgano, un trastorno llamado fibrosis hepática.
En un ensayo por el que pasaron más de 1000 pacientes, entre los que dieron código rojo (50 %) y que fueron sometidos a un seguimiento, cerca de 25 % murió dentro de los siguientes cinco años. Ninguno de los que mostraron un código verde murió o desarrolló complicaciones en ese periodo.
Se le recomienda a los hombres no beber más de tres o cuatro unidades diarias de alcohol (dos copas regulares de vino y dos botellas de cerveza) y a las mujeres dos o tres unidades (un vaso regular de vino y una botella de cerveza).
septiembre 4/2012 (Jano.es)

En: Noticias #

Los alimentos ecológicos disminuyen la exposición a pesticidas y fertilizantes pero no tienen un valor nutritivo mayor que los producidos con técnicas convencionales, según un artículo que publica Annals of Internal Medicine.
El consumo de los alimentos descritos en Estados Unidos como «orgánicos» ha crecido enormemente en el país: las ventas subieron de unos 3600 millones de dólares en 1997 a más de 28 600 millones de dólares en el año 2011.
Ese incremento hace que las ventas de alimentos ecológicos representen ya el 12 % de todas las ventas de frutas y verduras, y casi el 6 % de los productos lácteos y huevos.
Uno de los problemas que tiene la determinación del valor nutritivo y los aspectos sanitarios es la definición misma de «alimento orgánico», pero en general se entiende que son aquellos producidos sin el uso de fertilizantes y pesticidas químicos, o en el caso de productos animales, sin el empleo de hormonas y antibióticos.
Las regulaciones sobre «alimentos orgánicos» requieren, además, que los productos se procesen sin irradiación o aditivos químicos y no se obtengan de organismos modificados genéticamente.
En general los consumidores pagan casi el doble por los alimentos ecológicos en comparación con los precios que tienen en los mercados las verduras, frutas, carnes, huevos y productos lácteos producidos de forma convencional en Estados Unidos.
Un estudio hecho en 2010 por el Instituto Nielsen encontró que el 76 % de los compradores de alimentos ecológicos los adquiría creyendo que son más saludables, el 53 % porque evitan los pesticidas y fertilizantes, el 51 % porque creen que son más nutritivos, y el 40 % porque opina que la agricultura ecológica beneficia al medioambiente.
Un equipo de doce investigadores encabezado por Crystal Smith Spangler, de la Universidad de Stanford, revisó 17 estudios hechos en humanos y 223 estudios sobre los niveles nutritivos y de contaminación de los alimentos orgánicos, llevados a cabo entre 1966 y 2011.
«Hay quienes creen que la comida orgánica es siempre más saludable y más nutritiva», señaló Smith. «A mis colegas y a mí nos sorprendió encontrar que eso no es así».
Los científicos concluyeron que no hay diferencias significativas en el contenido vitamínico de las frutas y verduras orgánicas y las convencionales.
Se encontraron residuos detectables de pesticidas en el 7 % de los productos orgánicos y en el 38 % de los productos convencionales. Pero solo tres de los estudios hallaron residuos de pesticidas que excedían los límites impuestos por la Unión Europea para los productos tanto orgánicos como convencionales.
Finalmente, los investigadores determinaron que los riesgos de contaminación bacterial eran prácticamente similares para los alimentos ecológicos y para los producidos por métodos convencionales.
septiembre 4/2012 (EFE)
Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»
Crystal Smith-Spangler, Margaret L. Brandeau, Grace E. Hunter, J. Clay Bavinger, Maren Pearson, Vandana Sundaram, et. al. Are Organic Foods Safer or Healthier Than Conventional Alternatives?: A Systematic Review.  Annals of Internal Medicine, septiembre 4/2012.

En: Noticias #

Ponemos a su consideración dos artículos que se refieren a los errores en que puede incurrir el patólogo en su trabajo diario:

An insures perspective on error and loss in pathology E. David B. Troxel, MD . Arch Pathol Lab Med. 2005;129:1234–1236
When is the practice of pathology malpractice? Raimond W M Giard.J Clin Pathol 2010;63:957-961 doi:10.1136/jcp.2010.080929

Estas publicaciones muestran informaciones importantes para mejorar nuestro trabajo y evitar errores en el mismo.

Dr.C. Bienvenido Gra Oramas