Los bajos niveles de contaminantes ambientales pueden retrasar el crecimiento fetal

Un estudio de EE.UU. sugiere que los contaminantes que persisten durante décadas en el medio ambiente pueden afectar el crecimiento fetal. Incluso cuando las mujeres tenían niveles bajos de estos contaminantes en la sangre, que incluyen sustancias como DDT y PCB, el crecimiento de los bebés en el útero se vio afectado, informan investigadores en JAMA Pediatrics. «Estos químicos tardan mucho en degradarse», dijo la coautora Pauline Mendola.

Mendola, investigadora principal del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHHD) en Bethesda, Maryland, dijo también que «Aunque la mayoría están prohibidas, algunas durante décadas, todavía vemos efectos».

Los investigadores analizaron el impacto de las mezclas de productos químicos ya que «esto es más consistente con la forma en que las personas están expuestas», dijo. «Por lo general, las personas están expuestas a través de la dieta y también del agua potable».

En cuanto a la importancia de las tasas de crecimiento más lentas, dijo Buckley, «hay algunos estudios que sugieren que la tasa reducida de crecimiento en el útero puede asociarse con déficits en la edad adulta. Es algo sobre lo que aún debemos aprender más».

Jessie Buckley, profesor asistente en el departamento de salud ambiental e ingeniería de la Escuela de Salud Pública «Johns Hopkins» señala fetos cuyas madres fumaron durante el embarazo. Esos bebés pueden terminar con un mayor riesgo de obesidad cuando crecen, dijo.

Medscape amplía sobre el tema.

Vea el texto completo.

Fuente: Medscape. News. Reuters Health Information. December 31, 2019 – Low Levels of Environmental Pollutants May Slow Fetal Growth

Haga un comentario

Los campos marcados con asteriscos (*) son obligatorios.

*