virus del Ébola

Los resultados preliminares de un estudio sobre la persistencia del virus del Ébola en los fluidos corporales mostraron que algunos hombres siguieron resultando positivos en las pruebas realizadas en muestras de semen nueve meses después del inicio de sus síntomas, dijo a los reporteros, Farhan Haq, vocero adjunto de la Organización de las Unidas (ONU).

«El informe, publicado ayer, proporciona los primeros resultados de un estudio de largo plazo realizado en forma conjunta por el Ministerio de Salud acciones y Saneamiento de Sierra Leona, el Ministerio de Defensa de Sierra Leona, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos», dijo el vocero en una conferencia de prensa en la sede de la ONU.

Sierra Leona es uno de los tres países de África occidental más duramente golpeados por la epidemia de ébola. El virus fue reportado inicialmente en diciembre de 2013 en Guinea, limítrofe con Liberia y Sierra Leona.
Un total de 27 609 casos y 11 261 fallecimientos se registraron en todo el mundo hasta el 5 de julio de este año.»Comprender mejor la persistencia viral en el semen es importante para apoyar a los supervivientes para que se recuperen y sigan adelante con sus vidas», dijo Haq. «Hasta que se sepa más, los más de 8000 hombres sobrevivientes al ébola en Liberia, Guinea y Sierra Leona necesitan una educación apropiada, asesoría y exámenes regulares para saber si el virus del Ébola persiste en su semen y para conocer las medidas que deben tomar para evitar la posible exposición de sus parejas», dijo.

«Los más recientes hallazgos se producen luego de que la OMS informó que no hubo casos confirmados de ébola en el oeste de África en la semana concluida el 11 de octubre, la segunda semana consecutiva con cero casos confirmados», dijo. «Pero la OMS también señala que se informó que una paciente reportada como caso en Reino Unido el 29 de diciembre de 2014, y que más tarde se recuperó, fue hospitalizada la semana pasada por complicaciones relacionadas con el ébola», dijo.»Todos los hombres examinados en los primeros tres meses posteriores a su enfermedad resultaron positivos (9/9; 100 %). Más de la mitad de los hombres (24/60; 65 %) examinados entre cuatro y seis meses después del inicio de su enfermedad resultaron positivos y una cuarta parte (11/46; 24 %) de los hombres examinados entre siete y nueve meses después del inicio de su enfermedad también resultaron positivos», indicó el estudio. «Aún no se sabe cuánto tiempo puede persistir el virus en el semen, pero este estudio ofrece más información sobre el tiempo que requieren los hombres para eliminar el virus del Ébola del semen», dijo la OMS.

Actualmente, la OMS recomienda a los hombres que sobrevivieron al ébola realizarse pruebas de semen tres meses después del inicio de la enfermedad y en caso de resultar positivos, realizar la prueba cada mes hasta que la prueba resulte negativa en dos ocasiones con un intervalo de una semana entre exámenes. «Hasta que dos pruebas de ébola resulten negativas, los sobrevivientes deben abstenerse de relaciones sexuales o bien usar condones, practicar una buena higiene de manos y personal lavándose con agua y jabón inmediata y completamente después de cualquier contacto físico con el semen, incluso después de la masturbación», dijo la OMS.

El estudio será ampliado para examinar la persistencia viral en otros fluidos corporales tanto en hombres como en mujeres después del contagio por ébola. «Una creciente cantidad de datos derivados de observaciones clínicas y pruebas cuidadosos de personas que se recuperaron de la aguda enfermedad del virus del Ébola indica que en algunas personas, el virus puede persistir en diferentes sitios del cuerpo durante muchos meses», dijo la OMS. «Tales sitios incluyen el interior del ojo, el semen, el líquido amniótico, la placenta, la leche materna y el sistema nervioso central».
octubre 16/2015 (Xinhua)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015  Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La Organización Mundial de la Salud anuncia los resultados de los ensayos clínicos de una vacuna contra el virus en Guinea que demuestran una efectividad del 100 %.

VSV-ZEBOV es el nombre de la nueva vacuna contra el ébola, anunciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha demostrado un alto nivel de eficacia para las 4 000 personas que participaron en el ensayo clínico.

Los resultados de las pruebas, publicados en la revista científica The Lancet, ponen de manifiesto que la vacuna tiene una eficacia del 100% diez días después de haber sido administrada a varias personas sin el virus pero en contacto con él.

Guinea-Conakri, uno de los tres países afectados por la actual epidemia, ha sido el lugar escogido por los científicos de la OMS, Médicos Sin Fronteras (MSF) y de Noruega, Canadá, Guinea, Estados Unidos y Reino Unido para probar la inmunización.

«Después de haber visto con mis propios ojos los efectos del ébola, que han devastado comunidades e incluso países, me siento muy alentado este anuncio», apunta Borge Brende, ministro de Relaciones Exteriores de Noruega.

«La comunidad sanitaria global podría contar a partir de ahora con una importante herramienta para vencer el ébola», destacó John-Arne Rottingen, del Instituto Noruego de Salud Pública y líder de la investigación.

Dos grupos de control

Según Médicos Sin Fronteras, en total han recibido la inmunización 4 123 personas de forma voluntaria repartidos en dos grupos de control. El primer grupo son familiares, vecinos y compañeros de trabajo de 100 infectados. El segundo son unos 1 200 médicos y sanitarios.

This trial centred on the VSV-EBOV vaccine, which was started by the Public Health Agency of Canada and then developed by the pharmaceutical company Merck.

La vacuna, cuya investigación se inició en la Agencia de Salud Pública de Canadá y desarrollado por la compañía farmacéutica Merck, combina material genético de una proteína clave de la cepa Zaire del virus –la cepa del brote en África Occidental– junto con otro virus no relacionado: el de la estomatitis vesicular (VSV).

«VSV-ZEBOV, funciona de una manera similar a las vacunas vivas atenuadas para otras infecciones virales», explica Mark Feinberg, director de Merck. «La combinación de distintos componentes da lugar a un virus debilitado que no puede causar la enfermedad, pero estimula que el organismo genere una respuesta inmune», añade.

De esta forma, según el estudio, la vacuna provoca la producción de anticuerpos para luchar contra la enfermedad. Los responsables de Merck, han anunciado que quieren producir suficientes dosis como para controlar posibles futuros brotes de ébola.

Fase preliminar

A pesar de los datos optimistas que ha dado lugar esta primera prueba, desarrollada en un tiempo récord de doce meses, los expertos recuerdan que la investigación se encuentra en una fase preliminar y que serán necesarias más pruebas.

Uno de los inconvenientes de la formulación de la actual vacuna, según Médicos Sin Fronteras, es que debe mantenerse muy fría y los países más afectados por el ébola tienen un clima tropical y sufren frecuentes cortes de luz.

Por lo tanto, los científicos apuntan a que en el futuro será preciso trabajar para desarrollar una formulación termoestable.

agosto 03 / 2015 (JANO)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reunió a los expertos que forman su comité de emergencia para evaluar la situación de la epidemia de ébola en África occidental, después de los tres nuevos casos detectados en Liberia.

Los científicos analizarán con los expertos las repercusiones de los tres nuevos enfermos registrados en Liberia, de los que uno ha fallecido.

Ese país fue declarado libre de ébola hace poco menos de dos meses, pero las medidas de vigilancia se han mantenido activas, y los miembros del comité de emergencia evaluarán si hay que dar marcha atrás en esa decisión.

También analizarán las acciones puestas en marcha por las autoridades del Ministerio de Salud de Liberia una vez conocidos los nuevos casos.

La salida de Liberia de la lista de países contaminados ocurrió el pasado 9 de marzo, tras pasar 42 días -el doble del periodo de incubación del virus- sin ningún nuevo caso.

El organismo mundial considera que el ébola sigue siendo una situación sanitaria «de preocupación internacional».

Según el último informe de la OMS, la epidemia ha infectado a 27 514 personas, de las que 11 220 murieron en Guinea, Liberia y Sierra Leona, desde marzo de 2014.

En Guinea y Sierra Leona no se ha conseguido hasta ahora detener de manera definitiva la transmisión del virus.
julio 8/2015  (AFP)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»

El ébola reapareció en Liberia seis semanas después de que el país fuera declarado exento del virus, indicaron este martes las autoridades.

«Un nuevo caso de ébola fue registrado en el condado de Margibi. El enfermo falleció y fue confirmado positivo antes de su muerte, luego fue enterrado», dijo el viceministro de Salud, Tolbert Nyensuah.

Las autoridades identificaron y pusieron en cuarentena a todas las personas que estuvieron en contacto con el fallecido, aseguró el ministro a una radio local, sin dar cifras ni detalles sobre la víctima.

Estamos investigando para determinar el origen de este nuevo caso. Pedimos a los liberianos y a todas las personas que viven en Liberia que tomen medidas preventivas», afirmó.

Sierra Leona y Guinea, vecinos de Liberia, siguen enfrentándose a la epidemia que causó ya más de 11 mil muertos en los tres países.

El condado de Margibi, donde se registró el caso de ébola, está situado al este de Monrovia, bastante lejos de las fronteras con los dos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), con sede en Ginebra (Suiza), ya fue informada sobre la reaparición del virus.

junio 30/ 2015 (AFP)

«The Lancet Respiratory Medicine» ha publicado un estudio que describe el manejo clínico del primer caso de transmisión entre humanos de enfermedad por virus del Ébola ocurrido fuera de África en septiembre de 2014. Los autores pertenecen al Hospital Universitario La Paz-Carlos III y al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

El trabajo describe los resultados de las terapias aplicadas y la realización de pruebas de detección del virus en fluidos distintos de la sangre, como el sudor o la saliva. El equipo del Carlos III administró a la paciente tratamiento de soporte con fluidos por vía intravenosa, antibióticos de amplio espectro y dos tratamientos experimentales: plasma de dos convalecientes de la enfermedad y altas dosis del antiviral favipiriavir. Es la primera vez que se comunica en la literatura científica el uso conjunto de estos dos tratamientos que pudieron haber contribuido a la curación de la paciente.

No obstante, el equipo de José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Infecciosas del Servicio de Medicina Interna del Hospital Carlos III-La Paz, de Madrid, recalca que este estudio pone de manifiesto «las incretidumbres sobre la eficacia de los tratamientos frente a la enfermed por el virus del Ébola».

La paciente experimentó el décimo día de convalecencia un síndrome de distrés respiratorio, que los investigadores creen que podría estar causado por una lesión pulmonar aguda producida por la transfusión del plasma de convalecientes. Esta complicación se resolvió sin necesidad de ventilación mecánica.

El ingreso hospitalario se prolongó por la detección de ARN viral en varios fluidos corporales a pesar de la eliminación de la viremia. Finalmente, la paciente recibió el alta el día 34 de la enfermedad. En ese momento sufría una posible tiroiditis postviral subaguda. Los médicos que la trataron recalcan que «no se infectó con el virus del Ébola ninguna de las personas que tuvieron contacto con la paciente antes y después del ingreso».

A la vista de su experiencia, los autores consideran que «los médicos deberían estar alertas ante la posibilidad de que se produzca lesión pulmonar aguda por transfusión cuando se utilice plasma de convalecientes para el tratamiento de la enfermedad por el virus del Ébola».
junio 10/2015 (Diario Médico)

Virólogos descubrieron una proteína  considerada «talón de Aquiles» del virus Ébola, que podría ofrecer una  protección total contra la infección, según informes publicados en «mBios» el martes en  Estados Unidos.

Un estudio efectuado en ratones identificó una especie de «bloqueo  molecular» que impide que el virus entre en las células, indicó el profesor asistente de microbiología e inmunología en la Escuela Albert Einstein  de Medicina de la Universidad de Yeshiva, en Nueva York.

«Lo ideal sería que los futuros estudios sobre los seres humanos a partir  del resultado del trabajo con ratones conduzcan al desarrollo de medicamentos  antivirales que pueden orientar eficazmente a la proteína NPC1″, subrayó.

Esto evitaría la infección por ébola «pero también por otros filovirus  tales como el Marburg, que son altamente patógenos y también necesitan de la  NPC1 para multiplicarse», acotó.

Los ratones modificados genéticamente para bloquear la producción de la  proteína NPC1 resultaron «completamente resistentes» al ébola, mientras que las  otras cobayas acabaron infectadas, explicó.

Los cultivos de tejidos en laboratorio habían permitido observar que el  virus del Ébola estaba usando la proteína NPC1 para entrar en el citoplasma de la  célula. Es decir, la región entre el núcleo de la célula y la membrana que la  protege del exterior.

El estudio en animales apunta a confirmar que la proteína NPC1 juega un  papel clave en la infección por ébola. Pero también es igualmente importante  para transportar el colesterol entre las células, señalaron los científicos.

Actualmente no hay tratamientos con aprobación federal para combatir el  ébola en Estados Unidos.
mayo 28/2015 (DPA)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 «Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.»