Autopsia de pacientes con COVID-19: un equilibrio de temor y curiosidad

La patogenia de COVID-19 todavía no se entiende suficientemente. Por lo tanto, el examen sistemático es obligatorio para comprender el alcance y los mecanismos de esta nueva enfermedad. La autopsia es la única oportunidad para observar macroscópicamente órganos y tomar muestras óptimas para análisis histológicos y moleculares.

Es muy probable que la autopsia sea superior a las biopsias con aguja gruesa postmortem. En este sentido, varios informes han demostrado recientemente que los exámenes basados ​​en la autopsia generan información importante sobre las manifestaciones de la enfermedad, los mecanismos de falla orgánica y la asociación con la distribución viral.

Si bien la mayoría de los miembros de la familia Coronavirinae pertenecen al grupo de peligro 2 (HG2), el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2) se ha clasificado recientemente como HG3, así como el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 1 (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), lo que indica que puede causar enfermedades humanas graves y puede ser un peligro grave las personas de contacto.

Por lo tanto, los exámenes post mortem en pacientes con SARS-CoV-2 positivo deben considerarse autopsias infecciosas de alto riesgo. Varias publicaciones y recomendaciones de instituciones oficiales (como el Robert-Koch-Institut en Berlín para Alemania) han generado un debate sobre la ponderación de los riesgos y beneficios de las autopsias en los casos COVID-19.

Las restricciones institucionales y las inquietudes personales pueden ser contraproducentes y podrían limitar y retrasar significativamente la investigación de esta  dramática enfermedad.

Vea el texto completo.

Hirschbühl, K., Schaller, T., Kling, E., Märkl, B., & Claus, R. (2020). Autopsy of patients with COVID-19: A balance of fear and curiosity. Pathology, research and practice, 216(8), 153039. https://doi.org/10.1016/j.prp.2020.153039

Comentarios realizados: Haga un comentario

11/08/2020

Virginia Capó @ 12:08 pm #

Comentario
Es un principio fundamental para los patólogos y técnicos afines a la especialidad considerar cada caso que se manipule como infeccioso y en consecuencia, tomar conductas y adoptar las medidas de precaución universal para su manejo.
¡Esta es la premisa más valiosa para la preservación de la salud este personal!
Recientemente, se ha colocado en el portal de la especialidad de Anatomía Patológica de Infomed una interesante “Correspondencia” publicada en Pathology – Research and Practice 216 (2020) 153039 titulada Autopsy of patients with COVID-19: A balance of fear and curiosity con Klaus Hirschbühl y otros, como autores.
En dicho documento se aboga por la realización de autopsias completas para el abordaje integral de los procesos que llevan a la muerte a los pacientes, incluidos los fallecidos por y con Covid-19 a la vez que reconoce tanto al virus SARS CoV-2 y a sus antecesores SARS CoV y MERS CoV, como agentes biológicos de alto riesgo de infección al realizar autopsias. También reconoce que esta información genera en las autoridades institucionales y en los ejecutores del estudio una alta preocupación cuando se debe realizar la autopsia de un caso con Covid 19. De ahí la demora que ha ocurrido y limitado la realización de estudios postmortem de estos casos a nivel mundial. Sin embargo, la necesidad de comprender mejor la patogenia y fisiopatología de la infección colocó a los investigadores entre el temor y la curiosidad, como dice el título del material publicado.
El conocer la vía de trasmisión de esta infección nos pone en posición de poder identificar los riesgos a que se expone el patólogo para así extremar las medidas de protección y contención necesarias a la hora de realizar la autopsia de estos casos y utilizar todos los medios de protección que se sugieren y tenemos a mano o, buscar un opción que sustituya el que nos falta y que sirva para el mismo propósito. En publicación anterior se ha remarcado la necesidad de diseñar las medidas de protección que se adoptarán en cada lugar para cada enfermedad basados en los conocimientos que existen de la forma de trasmisión de las enfermedades y actuar en consonancia a los conocimientos que se tienen (1).
Aunque ningún salón de autopsias en Cuba cuenta con todos los requisitos de protección sugeridos para estudiar fallecidos con esta infección desde inicios de mayo ya se han realizado 27 autopsias a pacientes con RT-PCR positivos al SARS CoV-2 en 6 distintos hospitales de nuestro país y no ha ocurrido ningún contagio en el personal que ha realizado las autopsias siguiendo el protocolo de actuación indicado por el MINSAP. Básicamente, este protocolo parte de la necesidad de no realizar ninguna acción que genere aerosoles al manipular el cadáver o los pulmones.
Por otra parte, en la publicación arriba referida muestran un dibujo de las barreras de protección que se sugiere que porten los ejecutores de las autopsias. Debo señalar que fruto a la experiencia de la realización de más de 700 autopsias de individuos VIH positivos y casos sida empleando las barreras de protección mostradas en el dibujo, ningún profesional o técnico que realizara estas autopsias en el país contrajo dicha infección ni alguna de las infecciones oportunistas que padecieron los fallecidos estudiados. La vía de trasmisión del VIH no es aérea pero sí lo pueden ser algunas infecciones oportunistas que padecen.
Solo quisiera hacer la sugerencia de que se coloque un guante de látex directamente en la mano antes de colocar el guante de malla anticortadas, este guante anticortadas quedaría cubierto a su vez por otro guante látex o polivinilo por lo que terminaría emparedado entre los dos guantes impermeables. De esta forma, en caso de cortarse el primer guante y de que penetrara algún fluido biológico, la piel quedaría protegida por el primer guante que se colocó en la mano como barrera impermeable. De aplicarse las capas de protección como sugiere el documento al que se hace referencias se pueden cortar los dos guantes de vinilo lo que permitirá que la piel entre en contacto con los fluidos biológicos contaminados.
Dra. Virginia Capó de Paz, DrSc, Profesora e Investigadora Titular, Profesora Consultante para la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.
1. VI Congreso Virtual Hispanoamericano de Anatomía Patológica.mhtml CONFERENCIAS/BIOSEGURIDAD EN LA AUTOPSIA
10 de agosto de 2020.

Haga un comentario

Los campos marcados con asteriscos (*) son obligatorios.

*