Reseña histórica

Antecedentes nefrológicos en Cuba antes de 1959

La Nefrología como especialidad médica, nació y se desarrolló en Cuba paralelamente y casi sincrónico con el resto de los países latinoamericanos. Antes de la década del 40 no existía en Cuba la especialidad y ni siquiera se conocía la palabra «nefrología». El estudio y tratamiento de las enfermedades del riñón eran abordados por diferentes especialidades médicas, en especial pediatría, urología y la medicina interna.

En nuestro país, paralelamente al desarrollo de las bases que dieron nacimiento a la especialidad, se pueden identificar tres elementos de desarrollo del conocimiento de las funciones y tratamiento de las enfermedades renales en el período de 1947 a 1958, todos concentrados en la capital del país.

El primero y más relevante fue la realización de las primeras biopsias renales por punción percutánea (BRP) en riñones de tamaño normal en el mundo, por el patólogo y cancerólogo cubano doctor Antonino Pérez Ara, patólogo del Hospital Militar «Dr. Carlos J. Finlay» y patólogo y cancerólogo de la Casa de Salud «Covadonga», hoy Hospital «Salvador Allende», en los pabellones «Juan Bances Conde» actual «Manuel Fajardo» y «José García» hoy «Juan M. Márquez», en el período comprendido entre los últimos meses de 1948 y 1950. El reporte preliminar fue presentado en el Congreso de Patología en la Plata, Argentina de 1950 y publicado ese año en una revista cubana de pobre difusión internacional y en idioma Español (Boletín Liga contra el cáncer 1950; 25: 121-147) y con posteridad  en La Habana (1952).

El otro hecho relacionado con la biopsia renal en el periodo, fue el primer trabajo publicado en Europa, en idioma Español, por un grupo cubano formado por los Doctores Victoriano Pardo, C. F. Cárdenas y Calixto Masó, del departamento de Anatomía Patológica del Hospital Universitario «Calixto García», aparecido en fecha tan temprana como el 30 de junio de 1953 en la Revista Clínica Española (Pardo V., Cárdenas C.F., Masó C. Biopsia renal por punción. Comunicación de 55 casos. Revista Clínica Española 1953; XLIX (6): 378-382).

El segundo elemento en la década del 40, estuvo representada por los doctores Enrique Galán Conesa, Calixto Masó y Manuel Pérez Estable,  en los hospitales pediátricos «Arturo Aballí» y el Infantil de la Habana «Pedro Borrás», orientados hacia la nefrología pediátrica, realizando importantes investigaciones, con reconocimientos internacionales, en estudios funcionales renales de niños normales y nefróticos y en las glomerulopatias, en niños y adultos.

Páginas: 1 2 3