Tratamiento de la vaginosis bacteriana

0

actualidad-026A la vaginosis bacteriana, entidad frecuente en la mujer, se le han atribuido riesgos relacionados con los resultados de la gestación y concita diversas controversias. Uno de los aspectos contradictorios es si se trata o no de una infección transmitida sexualmente. Mientras que las tasas iniciales de cura de la vaginosis bacteriana se acercan al 80 %, dos de cada tres mujeres experimentan una recurrencia dentro de los 6 meses del tratamiento. Dado que la entidad no es considerada una infección transmitida sexualmente, las guías terapéuticas no incluyen el tratamiento de las parejas de las mujeres con esta entidad.

¿Cómo alinear esta conducta con los datos epidemiológicos y los resultados de los estudios actuales? En este suplemento, la Dra. Christina Muzny, Máster en Salud Pública, examina la reinfección por vaginosis bacteriana y el tratamiento de la pareja que incluye: la prevalencia y complicaciones asociadas a la vaginosis bacteriana, las actuales Guías Prácticas de Tratamiento de las infecciones transmitidas sexualmente de los Centros para el Diagnóstico y Control de las Enfermedades (CDC,s), los datos epidemiológicos que apoyan la transmisión sexual de la vaginosis bacteriana y las deficiencias metodológicas de los ensayos previos relacionados con el tratamiento de las parejas. En el Suplemento de Contemporary ObGyn, que le recomendamos enfáticamente, Ud. puede conocer más sobre el tratamiento de las parejas de mujeres con vaginosis bacteriana. [Ver artículo]

La FDA aprobó el pasado año el empleo de Secnidazole monodosis para el tratamiento de la vaginosis bacteriana.

(Aunque en algunos centros y por parte de algunos profesionales se prefiere no emplear los derivados nitroimidazólicos en gestantes, no se ha demostrado que, en humanos, su empleo, a las dosis y por las vías comúnmente empleadas, tenga efectos nocivos). La multiplicidad de gérmenes presentes en la vaginosis bacteriana (que incluye varias especies de anaerobios) constituye un significativo riesgo para la mujer embarazada. El hecho de que algunos de estos gérmenes puedan colonizar no solo el tracto genital, sino también el urinario, pudiera tener implicaciones cuando se trata la vaginosis bacteriana solamente de forma local, con tabletas, óvulos o gel vaginal y no sistémicamente). (Nota del Editor).

Dejar un comentario

Fields marked by an asterisk (*) are required.

*

code