SOCUMEFA

Saludo del Presidente

Mensaje de felicitación de la Sociedad Cubana de Medicina Familiar, por los treinta años de la creación del  Médico y la Enfermera de la Familia, a todos los profesionales de la salud que han contribuido al desarrollo de la Medicina Familiar en Cuba.

La Sociedad Cubana de Medicina Familiar, felicita a todos  los profesionales de la salud que han contribuido al desarrollo de la Medicina Familiar en Cuba por los treinta años de la creación del modelo del  Médico y la Enfermera de la Familia. Y de manera especial  A  Fidel, líder de la Revolución,  creador de esta idea,   reciba el abrazo y el agradecimiento de la Sociedad Cubana de Medicina Familiar.

El 4 de Enero de 1984, en el Policlínico Lawton en  el municipio 10 de Octubre de la provincia La Habana, se inició un  nuevo modelo de atención a la salud, el  médico y la enfermera de la familia. Una revolución dentro de la Revolución: el médico y la enfermera, ahí mismo, en el barrio, en la cuadra, para 120 familias, al alcance de todos. Un sueño hecho realidad; en el decir del Comandante en Jefe Fidel Castro  Ruz, en Matanzas,  el 26 de Julio de 1991, “… esto de médicos de la familia parecería un cuento que trajo un viajero de una estrella lejana”.  Hoy se cumplen treinta años de hacer, de combatir por la idea, de  verla crecer hasta tener más de treinta mil especialistas de  Medicina General Integral formados en los consultorios del médico de familia; de extenderse por otros pueblos del mundo hasta cerros, montañas, apartadas zonas rurales; de prestigiarla por el mundo, de nutrirse de la sonrisa de la madre para agradecer que el bebé nació bien o de la  familia que  nos mira con ternura porque  la abuela siempre puede contar con el médico o  la enfermera.

La  especialidad Medicina General Integral ha contribuido a mejorar la calidad de la atención que se le brinda a nuestro pueblo; el  mantenimiento de los  indicadores de salud que nos distinguen en el mundo, tiene que ver  en mucho,  con las múltiples labores  que realizan  estos profesionales, que  se han convertido en ejemplo  de revolucionarios al asumir tareas, no importa cuán  difíciles, fuera y dentro de nuestro país, ocupando altas  responsabilidades en cualquiera de las esferas de actuación para los que los forma nuestra especialidad, además de las funciones asistenciales,  dígase la administración, la investigación, la docencia y en situaciones de desastres, en las que siempre se ha enaltecido  el espíritu del Ché y el deseo de nuestro Comandante de formar médicos para Cuba y el mundo.

A todos los profesionales de la salud, los que asumieron el reto de iniciar la grandiosa obra, los clínicos,  los pediatras, los gineco-obstetras y psicólogos que fueron nuestros primeros maestros, los que continuaron y los que  actualmente trabajan por un pueblo más saludable,  reiteramos en este día, nuestras felicitaciones.