Propuesta del editor

Dres. Kim CR, Lee DY International Journal of Dermatology 2013, 52, 1274–1290

El vitiligo segmentario tiene características únicas al compararlo con el vitiligo no segmentario. Involucra sólo un segmento del cuerpo.  Generalmente comienza en la infancia y ocurre en la cara. Se asocia frecuentemente con pelo blanco.  Las modalidades de tratamiento para el vitiligo segmentario incluyen corticoides, inmunomoduladores tópicos, fototerapia y cirugía.

El vitiligo segmentario puede ser resistente al tratamiento médico. Acorde a reportes previos, el vitiligo segmentario mostró una respuesta pobre a la fototerapia, como el UVB de banda angosta y PUVA. Sin embargo, los autores reportaron recientemente que el vitiligo segmentario puede mejorar con la combinación de fototerapia y tacrolimus tópico si su inicio es reciente.  Además, se reportó, que el vitiligo segmentario puede mejorar con tacrolimus tópico sólo.

En este artículo se reporta un caso de vitiligo segmentario que mostró una respuesta marcada a la terapia combinada de UVB de banda angosta y tacrolimus tópico al 0.1% comparado con tacrolimus tópico sólo.

Ver

Dres. V. Ramesh, M. Ramam, Pooja Pahwa, y Shalini Malhotra
Int J Dermatol. 2013 Jun;52(6):759-61.

Las manifestaciones incluyen la piel del pene y las limitadas a la mucosa, pueden involucrarse algunas veces ambos sitios.  A diferencia de la tuberculosis cutánea, que puede denominarse acorde a las características morfológicas, no se puede extender a PT, particularmente cuando el glande es el único sitio afectado.

Se observaron 15 pacientes de 892 casos de tuberculosis cutánea con lesiones limitadas en pene durante la década 2001-10.  Uno era un niño de 8 años, y los demás adultos entre 19 y 66 años.

Màs

Se efectuó un estudio descriptivo y transversal de 102 pacientes con liquen plano bucal, atendidos en la consulta estomatológica del Policlínico de Especialidades del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico «Saturnino Lora Torres» de Santiago de Cuba, a fin de evaluar las alteraciones celulares epiteliales, así como relacionarlas con el diagnóstico y las formas clínicas de dicha enfermedad. A los afectados se les realizó biopsia para obtener las muestras de tejido lesionado, las cuales fueron fijadas y procesadas con la técnica de inclusión en parafina. Esta afección tuvo mayor frecuencia después de la segunda década de la vida y prevaleció en los pacientes de piel blanca. La región topográfica más afectada fue la mucosa de carrillo. Los hallazgos más relevantes en el estudio microscópico correspondieron al infiltrado inflamatorio en banda y la degeneración vacuolizante de la capa basal del epitelio.

Ver