Avances en la criopreservación de tejido ovárico

Los últimos avances en los tratamientos de cáncer han hecho que el número de pacientes que sobreviven a esta enfermedad sea cada vez mayor. Sin embargo, tratamientos tales como la quimioterapia y la radioterapia, dada su agresividad, pueden llegar a producir efectos gonadotóxicos y dañar las gónadas femeninas, es decir los ovarios, siendo el resultado problemas de fertilidad.

Consecuentemente, se convierte en un punto fundamental la preservación de la fertilidad en este tipo de pacientes antes de los tratamientos, con el fin de asegurar su futura maternidad. La criopreservación de tejido ovárico es, en la mayoría de los casos, el único modo de preservar la fertilidad para este tipo de pacientes, especialmente en el caso de las niñas prepúberes, que no tienen capacidad para producir gametos y proceder a los métodos más estándares en la preservación de la fertilidad (criopreservación de ovocitos y embriones).

Otros casos donde resulta altamente recomendado es cuando la estimulación ovárica, en el caso de mujeres adultas, esté contraindicada para ese tipo concreto de cáncer (cánceres ginecológicos), o cuando la premura de la actuación contra la enfermedad no haga recomendable esperar a completar uno o varios ciclos menstruales para garantizar una extracción de óvulos para su preservación.

Actualmente hay más de 130 casos en todo el mundo de niños nacidos a partir de tejido ovárico criopreservado, principalmente realizado con protocolos de enfriamiento lento programado. Sin embargo, esta técnica se considera todavía experimental y hay estudios que indican que se producen daños en distintas células relevantes en el tejido ovárico después de ser criopreservado y trasplantado. Puesto que el tejido ovárico es un complejo y denso conjunto de células, estrechamente relacionadas todas entre sí, su crioconservación se ha convertido en un reto para los científicos.

Ampliar la información.

Tomado de Noticias Al Día. Octubre 2 de 2018.

Haga un comentario

Los campos marcados con asteriscos (*) son obligatorios.

*